Uribe y Santos: ¿dieciséis años de democracia?

En los últimos dieciséis años en Colombia se ha vivido bajo estos dos regímenes de gobierno sin que las grandes mayorías de su pueblo cuestionen sus prácticas.

Opina - Política

2017-10-14

Uribe y Santos: ¿dieciséis años de democracia?

Un régimen dictatorial se caracteriza por la concentración de todos los poderes políticos en manos de una sola figura, la del dictador. Es una característica distintiva de estos regímenes la persecución a sus opositores, la brutal represión contra las masas que se le oponen, como estudiantes, sindicalistas o simples ciudadanos con algo que reclamar. También se presenta la anulación de los derechos civiles, tanto individuales como los colectivos.

En Colombia luego de dieciséis años de Uribe y Santos se dieron muchas de estas condiciones sin que nadie dudara de la condición democrática de nuestra sociedad, en donde Uribe y Santos parecen haber concentrado los distintos poderes públicos, judicial, legislativo, a través de sus redes de corrupción y parecen haber perseguido hasta la saciedad a sus opositores, sobre todo en el caso de Uribe.

En el gobierno Uribe se dio el proceso de justicia y paz donde el paramilitarismo se entregó a la justicia, este proceso pasó por el Congreso, pero al contrario del proceso de paz de Santos, aquí no se le consultó al pueblo si estaba de acuerdo o no, simplemente se hizo. Además de emplear políticas discriminatorias contra la población.

En un artículo titulado Memorias maricas del conflicto armado reciente de los Montes de María: territorio identidades y territorio, se aborda la problemática de las minorías que se vieron perseguidas por el conflicto armado y cómo durante el primer periodo presidencial de Álvaro Uribe Vélez a muchos campesinos de los Montes de María no se les permitía comprar mucha comida, pues si así lo hacían eran considerados guerrilleros, por lo que sus raciones alimenticias eran controladas por el Ejército.

Igualmente, en ese mismo periodo se usó al desaparecido D.A.S para chuzar a opositores del gobierno, a importantes Senadores del Polo Democrático como Gustavo Petro, a Magistrados de las altas cortes, periodistas y otros funcionarios del Estado.

También tuvieron lugar numerosas represiones en contra de manifestantes como estudiantes que, en defensa de la universidad pública, salían a las calles donde eran recibidos con gases lacrimógenos y cachiporrazos en nombre del restablecimiento del orden público. Fue por ese entonces donde los paramilitares tomaron el control de las universidades con el fin seleccionar y eliminar a todo agente peligroso o con ideas “revolucionarias”.

Fue también el tiempo de lo que se llamó en Colombia “cacería de brujas” donde con las instituciones del Estado, como la Fiscalía, los cuerpos policiales y el mismo D.A.S, persiguieron a académicos que investigaran el conflicto armado colombiano, dejando un alto número de exiliados. Persecuciones sin duda características de los estados totalitarios.

En un balance que hacen líderes sindicales sobre el gobierno Uribe, se señala que los movimientos sociales  y los movimientos sindicalistas fueron criminalizados y según  Julio Roberto Gómez, Secretario General CGT, se “dio la liquidación de sindicatos enteros como Telecom, Adpostal, Caja Nacional de Previsión, Inravisión. Y tampoco ofreció garantías para el desarrollo del sindicalismo. Primero recordemos que, junto con el presidente César Gaviria, Uribe Vélez propició el montaje legislativo de la Ley 50 de 1990 y la Ley 100 de 1993, que fue toda una política orquestada y dirigida a reducir a su mínima expresión al movimiento sindical”, apoyando la tesis de que el comportamiento represivo del doctor Uribe lo asemeja a la de una especie de dictador.

Luego de ocho años de gobierno, Uribe le abre el camino a quien más adelante seria su mayor rival político, nada más y nada menos que Juan Manuel Santos, que con el impulso de Uribe lograría derrotar en el 2010 a Antanas Mockus en la carrera por la Presidencia.

Con este hecho comienza lo que para algunos era una extensión del gobierno anterior, al menos en las políticas de defensa y sus derivadas políticas sociales, como la privación de la libertad de jóvenes para que muchas veces en contra de su voluntad se fueran a las selvas colombianas a prestar el servicio militar.

Santos, en su gestión presidencial demostró ser igual de duro con las masas de manifestantes que su predecesor, pues en el marco de las protestas estudiantiles en contra de la Ley 30, el escuadrón anti disturbios se cansó de lanzar bombas lacrimógenas contra los estudiantes.

Pero los estudiantes no fueron los únicos en comprobar la destreza para golpear de la fuerza pública, los camioneros que bloquearon vías en Bogotá en febrero de 2011 también se llevaron los suyo por exigir sus derechos, al igual que más tarde los cafeteros, los profesores, y las distintas mingas agrarias que se siguieron dando en contra de los Tratados de Libre Comercio y la poca inversión en el sector agrario colombiano.

En el 2014, año en el que Juan Manuel Santos gana las elecciones presidenciales con el caballito de batalla del proceso de paz con las Farc, comienza una coyuntura socio política en el país que sin lugar a dudas quedara escrita en las páginas de la historia.

La guerrilla más antigua de Suramérica llega finalmente a un acuerdo con el gobierno, y Santos para legitimar lo pactado en La Habana convoca un plebiscito para el 2 de octubre de 2016. La elección popular contra todo pronóstico votó mayoritariamente al NO expresándose democráticamente. Sin embargo, luego de unos rápidos ajustes, el acuerdo fue aprobado en el Congreso vía Fast track desconociendo la voluntad del pueblo que se había expresado en las urnas.

En los últimos dieciséis años en Colombia se ha vivido bajo estos dos regímenes de gobierno sin que  las grandes mayorías de su pueblo cuestionen las prácticas de presidentes como Uribe y Santos y sin que nadie dude que estos son  defensores de la democracia y del poder del pueblo.

Estos presidentes han incluido practicas dictatoriales en sus mandatos, tal vez no hayan constituido dictaduras plenas, pero sus gobiernos ponen en tela de juicio si estuvimos ante un régimen democrático o ante una dictadura con investidura democratica.

 

_____

 

Académicos perseguidos en gobierno Uribe
https://www.las2orillas.co/el-profesor-de-la-nacional-al-que-metieron-preso-por-hacer-un-libro-sobre-las-farc/
http://www.semana.com/nacion/articulo/miguel-beltran-academico-no-guerrillero/103523-3

Estrategias de Uribe con los movimientos sociales:
http://ail.ens.org.co/informe-especial/balance-del-gobierno-alvaro-uribe-velez/

Memorias maricas: memoria, territorio e identidad. Revista cuadernos de literatura del caribe e hispano américa N° 24 .2016. http://investigaciones.uniatlantico.edu.co/revistas/index.php/cuadernos_literatura/index
Represión paro agrario. Por parte de santos

https://www.youtube.com/watch?v=G5wyC_749TI
https://www.youtube.com/watch?v=gGoVvaUVfxQ

https://www.youtube.com/watch?v=8Igc04hyjpU
http://www.semana.com/nacion/articulo/otro-campesino-muere-protestas-del-catatumbo/348792-3

https://www.elespectador.com/noticias/nacional/protesta-los-tiempos-de-uribe-articulo-408984

Chuzadas

http://www.semana.com/nacion/articulo/asi-fue-la-conspiracion/121785-3
http://www.semana.com/nacion/articulo/chuzadas-del-das-crimen-castigo/419365-3

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Johnatan Martínez
Estudiante de literatura , escritor, amante de la política y comprometido con el cambio que necesita Colombia.