Uribe contra los periodistas

Opina - Medios

2017-05-21

Uribe contra los periodistas

A las víctimas del ya conocido ataque lateral del Senador Alvaro Uribe a periodistas se suma ahora Daniel Samper, quien ha cogido mucha fuerza entre los jóvenes por su jovial crítica a las acciones de la bancada del Centro Democrático.

Lo cierto es que para el Uribismo la estigmanitización de periodistas no es un chiste sino una forma de lucha. Desprestigian a sus oponentes para tratar de ponerlos al nivel intelectual que ellos se encuentran, o sea el del ridículo.

No es la primera vez que Uribe utiliza el desprestigio para tratar de combatir la verdad de quienes insisten en revelar la corrupción con la cual el Senador sigue hoy vigente. Porque en lugar de mediar o dar explicaciones satisfactorias, lo único que hace es señalar, bloquear cuentas e indisponer a sus seguidores en contra de quienes osan atacarlo. Lo que pase después ya no es problema de él.

El periodista Daniel Samper asegura que “Desde que notan que mi actividad digital, videos incluidos, ha tenido un eco creciente, en el uribismo me han convertido en su blanco oficial”. Y lo hemos visto en las diferentes tendencias en las cuales se ven Honorables Senadores y Representantes trinando bestialidades contra él, como el mismo Uribe que ya lo llamo ‘Bandidito’ y ‘maltratador de niñas recién nacidas’ pero de espaldas, porque también lo tiene bloqueado.

Como explicación a esto, Samper argumenta: “Primero: un chiste lateral sobre el nombre de una bebé, dicho en determinado contexto, es muy diferente a maltratar a una recién nacida, asunto que jamás he hecho ni haría […] Y dos: no he hecho negocios de dudosa reputación en zonas francas, ni se me puede acusar de recibir subsidios agrarios de ninguna índole, ni he utilizado de manera ilegal los recursos del estado para perseguir opositores o premiar amigos; ni he promovido políticas guerreristas que arrojan miles de muertos inocentes, como para que se me califique como ‘Bandidito’”.

Y es una realidad clara. Son innumerables los periodistas bloqueados por Uribe mientras los ataca a traición en Twitter con ayuda de su fiel rebaño de fieras amaestradas. Hoy son Daniel Samper y Julián Martínez, pero en el pasado han sido Daniel Coronell, Yohir Akerman y muchos otros más a quienes ha optado por responder sus señalamientos con airados ataques.

Es claro que Uribe sí es un corrupto que se hizo reelegir presidente de manera ilegal; pero a él las amenazas le resbalan, porque tiene uno de los esquemas de seguridad más grandes y potentes del país. En cambio para los periodistas no es así, a uno lo cogen de quieto tomándose un café con un entrevistado y hasta ahí llegó la queja.

No debería el Senador, que ha vivido en carne propia las amenazas a su vida, poner en riesgo la existencia de periodistas que están haciendo su trabajo, poniendo en conocimiento unos hechos.

Si en realidad hay tanta mentira en las columnas y vídeos de Samper o de otro periodista pues que lo demuestre con pruebas. ¿O es que las tiene guardadas junto a la declaración de renta? Porque en este momento lo que está haciendo el expresi es maltratando, violentando esa libertad de prensa que hace muchos años se nos reconoció.

El uribismo mata sin matar y desprestigia como forma de lucha, como menciona Samper mientras advierte que no siente miedo y que no lo van a callar; pero es una realidad innegable que aquí el que incomoda se vuelve un blanco de ataques, y no solo digitales.

Han pasado varios años desde el infame asesinato de Jaime Garzón y hoy siguen estando en riesgo aquellos que se burlan del poder corrupto y lo exponen a las masas; y aunque es gratificante saber que los lectores y seguidores del mensaje apoyen a sus emisores, como se vio ayer con las tendencias #SeríaUnBandiditoSi y #MásValePayasoQueUribista no es suficiente y no dimensiona realmente la situación que trabajamos.

El periodismo es una profesión de riesgo, donde hay que practicamente que rogar para que le asignen a uno un par de escoltas que a fin de cuentas no son garantía de vida y así siguen metiéndole miedo a quienes denuncian para que se queden callados y sigan respirando tranquilos.

¿Qué más tiene que pasar para que se tomen medidas contra el ataque de Uribe a periodistas? ¿Cuándo va a frenar la difamación sin control que tiene el expresidente en Twitter? ¿Quién será mañana el blanco de ataques cuando se aburran o callen a Samper? ¿Qué está haciendo usted como ciudadano que se ve beneficiado conociendo la verdad?

( 4 ) Comentarios

  1. ReplyRafael Eduardo Cera Alcalá

    Lo que podemos hacer es compartir este tipo de comentarios y así lograr que el mensaje llegue a la masa.

  2. Estos periodistas de ahora señalan y juzgan a los demás pero a ellos si no se les puede juzgar ni decir nada, entonces que demuestre samper mismo que no es maltratador de niñas o que no se vio beneficiado tanto económicamente como laboral por su tio el del proceso 8000

  3. ReplyMARIA GINES QUIÑONES MENESES

    LO que sebe hacer es presentar las denuncias correspondientes. Ponerlo a responder en los estrados judiciales y dejar de hacerle campaña a todo momento al mencionarlo. Ese esperpento vive de la basura, de la maldad y lo que hace no es otra cosa que mantenerse vigente porque vive de los demás. Que pasaría si los emisarios, su bancada de áulicos y demás bestias no tuvieran qué responder? se haría el milagro de la desaparición!!!!!!!!. mientras tanto, lidien con la bestia que ustedes mismos crearon y que algunos hasta le mantienen el título de presidente, como si fuera eterno.

  4. ReplyJulio R Sanchez M

    Se les olvida que estan opinando sesgadamente ya que Santos les dio dádivas y mermelada para que hablen mal de Uribe, dejen la hipocrecia y hablen con la verdad, el pueblo de Colombia ya no les cree

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ian Schnaida
Periodista, docente, director de conlaOrejaRoja.com