Terminó de morir el Partido Liberal

Los resultados de la consulta electoral para elegir el candidato del Partido Liberal dan cuenta de que la agonía de esta casa política ha terminado, acaban de recibir la estocada final.

Opina - Política

2017-11-19

Terminó de morir el Partido Liberal

Los resultados de la consulta electoral para elegir el candidato del Partido Liberal dan cuenta de que la agonía de esta casa política ha terminado, acaban de recibir la estocada final.

Según el último boletín de la Registraduría Nacional 365,658 personas votaron por Humberto De La Calle, 324,777 por Juan Fernando Cristo, se recibieron 40,961 nulos y 13,125 no marcados. Dejando 23 años después de su primer intento a un De la Calle candidato Presidencial, por un pequeño margen.

De los poco más de 35 millones de colombianos inscritos y habilitados para votar, sólo acudieron a las urnas 744,521 personas; el porcentaje de participación fue de 2,12%.

Un despropósito si se compara con los 40 mil millones de pesos que costó este ejercicio democrático que demuestra que el liberalismo es una corriente de pensamiento que ya no está representada por el Partido Liberal.

El Partido Liberal desde 1998, ha dado aval a siete congresistas y dos gobernadores que luego han sido condenados por parapolítica. De igual modo, 59 concejales liberales han tenido problemas con la justicia, algunos con sanciones disciplinarias y otros con destitución del cargo. A lo que se suman las actuaciones de personajes como Viviane Morales y su referendo discriminatorio, Sofía Gaviria, contraria al acuerdo de paz y, según ella, discriminada al interior partido; además vínculos con la corrupción de Odebrecht.

Sin embargo, será Humberto de la Calle Lombana quien represente a este partido en las próximas elecciones presidenciales. Ya sea como candidato directo en la primera vuelta o mediante coaliciones, porque desde que destapó su aspiración Presidencial ha insistido en conformar una coalición que defienda los acuerdos de paz de los sectores que proponen “hacerlo trizas”. Una que según él, ganaría en primera vuelta.

Es poco probable que De La Calle se tire solo a la piscina tras lo resultados recibidos hoy en las urnas, con el bajísimo nivel de participación, y por ende interés, que genera la posibilidad de que sea él quien se mude a la Casa de Nariño en reemplazo de Santos.

Ahora que tiene en sus manos el trapo rojo para ondearlo, así sea con poco viento, para muchos De La Calle representa el acuerdo de paz y por ende la posibilidad de darle continuidad. Afuera lo espera la llamada Coalición Colombia, donde posan los senadores Claudia López y Jorge Robledo con el exgobernador de Antioquia, Sergio Fajardo. 

El sentimiento de muchas personas es que De La Calle representa la política tradicional. Que pese a su apoyo a la paz, es un político que ha estado en la melcocha siempre y en estos momentos el país requiere renovación, gente que no haga parte de lo que se busca cambiar a toda costa.

Quizá el objetivo de Humberto De La Calle de cara a 2018 sea apoyar a un candidato que represente más la transición que pide el pueblo colombiano tras casi 6 décadas de una guerra que aún muchos se niegan a dejar ir. Y quizá no hubiera sido necesario invertir ese dinero para llegar a una conclusión que se preveía en las encuestas y en los sondeos de opinión.

( 12 ) Comentarios

  1. Replyfelix ramos del toro

    Son personas supremamente testarudas y personas que demuestran cads dia lo poco que le importa el progreso en colombia a sabiendas que ese gasto no era necesario lo hicieron bueno al fin vamos saliendo de ellos

  2. ReplyMartha Cecilia Meza Garcia

    En Colombia, hace mucho los partidos politicos no tienen ideologia que los identifique como tal; son dinastias empresariales, familiares, que se perpetuan, para mantener un sistema olgarquico, no possen politicas de estado que den respuesta, ni solucion a las problematicas sociales, de hecho no les importa.

  3. Cuando en un pais como el nuestro donde pulula la mas absoluta pobreza por todo lado y olimpicamente se gastan cuarentamil millones de pesos en una consulta no nos queda mas que preguntarnos: le estamos abonando al señor Timochenco su camino a la presidencia?.Mucha razon tiene Plinio Apuleyo Mendoza en una de sus columnas dónde menciona lo que nos corre pierna arriba con las estrategias políticas de las farc.

  4. Es la forma que aprendimos por fin los colombianos de expresar la incredulidad en una clase política decadente y corrupta.
    Esa platica aunque creamos que se perdió pone en su sitio a un partido que muere por sustracción de materia

  5. ReplyJuan José Rodríguez

    Todos estos políticos son corruptos que desangran a nuestra Colombia y a su pueblo, quienes adormecidos no sé paran en pie de lucha.

  6. Es ridiculo reatar de desvirtuar un ejercicio democrático de participación social por una cantidad de votantes, primero porque esto no refleja el caudal electoral de alguien, muchas personas no acudieron y no quiere decir que no sean más los votantes y menos aún que ningún sea legítimo hacer un llamado del pueblo para allá que vaya seleccionando a quienes quiere ver en una contienda social. Da más legitimidad la opinión de mil en una encuesta acaso? O la designación de un gamonal?

    No se puede hacer una apología deslegitimando la opinión del pueblo

  7. Todavía no se puede juzgar, hay que esperar las propias elecciones presidenciales es el verdadero termómetro, aquí se sabía que cualquier aportaba la PAZ. Entonces amanecerá y veremos. Gracias

  8. COLOMBIA HUMANA ..!!!
    Petro presidente ..!
    Solo petro tiene un plan de gobierno los demás son puro cuento ..!

  9. Con cara o sello, o al palillo más largo, o a papel, cuchillo, tijera, u otros, nos habíamos ahorrado esa plata.

  10. Los partidos políticos con su incapacidad y corrupción abrieron la puerta a las mafias organizadas de enquistarse en todo el aparato estatal,se tornaron obsoletos y sus argumentos refritos pestilentes.

  11. Suicidio político lo que hizo el partido Liberal gastándose los 40 mil millones que los Colombianos de bien y buena fe no les vamos a perdonar

  12. La oligarquía colombiana. Está desesperada por no perder sus privilegios históricos, ven qué le a llegado el principio del fin, como partidos. Y como clase política, depende de él apoyo en las proccimas elecciones,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ian Schnaida
Periodista de la UdeA / Fundador y Director de La Oreja Roja / Estratega de Redes Sociales y Asesor de Posicionamiento Digital.