“Sin mujeres no hay paz”

Opina - Conflicto

2017-01-30

“Sin mujeres no hay paz”

La Coordinadora Nacional de Cultivadores de Coca, Marihuana y Amapola (COCCAM) ha sido fundada el 10 y 11 de Enero de este año por organizaciones campesinas, indígenas y afros cultivadores de éstas, su lanzamiento fue el 27 de enero en Popayán.

La mayoría de dirigentes de la COCCAM son hombres, pero haciendo parte de éste espacio político y con micrófono en mano se destaca una lideresa aguerrida. Se trata de Luz Perly Córdoba oriunda del Guaviare, cuyo proceso de base es la Mesa De interlocución del Guaviare y es vocera de la Cumbre Agraria, Campesina, Étnica y Popular.

 

Claudia Quintero: – ¿Justo en  este momento de la implementación de los acuerdos, que representa  la COCCAM?

Luz Perly Córdoba: La COCCAM representa un proceso organizativo muy fuerte con presencia en 15 departamentos, todos productores de coca, marihuana o amapola. Queremos ser un actor determinante y fundamental en la solución al problema de los cultivos declarados ilícitos y estar en la implementación de los acuerdos.

CQ: El gobierno tiene que entregar unas zonas veredales para avanzar en la implementación pero aún no están listas, respecto a la sustitución de cultivos de uso ilícito, ¿Está cumpliendo el gobierno con lo acordado con el punto cuarto?

LPC: Hasta ahora no se ha iniciado el proceso de implementación del punto cuarto, la noticia que tenemos es que las FARC y el Gobierno se estaban reuniendo para hablar de este tema y estamos esperando anuncios importantes sobre este tema, creemos que con la creación de la Coordinadora se supera un poco toda la discusión que se generó en torno a la desconfianza. El gobierno estaba planteando que era una asociación de cultivadores para defender los cultivos, cosa que no es cierta, lo que estamos haciendo es precisamente proponer una solución para salir de los cultivos de uso ilícito y recuperar la verdadera vocación de los campesinos y campesinas, en producción de alimentos para el país.

Luz Perly Córdoba – vocera COCCAM

CQ: ¿Cómo piensan hacer esta sustitución de los cultivos de uso ilícito y pasar a la producción de alimentos, que le proponen al país?

LPC: Primero ofrecemos la voluntad irrestricta de trabajarle a una solución de fondo al problema de los cultivos declarados ilícitos en el país, en segundo lugar nosotros vamos a trabajar en comisiones para presentarle a la Asamblea un documento que ellos ya han venido construyendo con los insumos que nos han entregado en regiones y que ha sido sistematizado, lo vamos a complementar y validar la ruta de implementación, esta ruta de implementación tiene varias fases, sabemos que eso no es automático ni tan rápido como lo quisiera el gobierno, pero como este problema hay que resolverlo de fondo, nosotros sí pensamos en una primera fase de aprestamiento, otra segunda fase de cultivos de ciclo corto para producción rápida de ingresos, luego los proyectos de ciclo largo. Nosotros le estamos apostando a la trasformación del territorio.

CQ: En la rueda de prensa se comentó que unos policías habían estado indagando en la recepción del evento, ¿Qué lectura le dan ustedes a ésta situación?

LPC: Nosotros aspiramos a que no regresemos a las épocas anteriores dónde se nos perseguía y criminalizaba por  organizarnos,  que es un derecho constitucional. Llegaron unos policías a preguntar que estábamos haciendo, creemos que como no estamos haciendo nada ilegal ni a escondidas, autorizamos que entraran sin ningún problema a la rueda de prensa, nos vieron a todos, no nos estamos escondiendo, le estamos dando la cara al país. En éstos tiempos dónde soplan vientos de paz realmente desarmemos los corazones, los espíritus, y entendamos que estamos en una etapa diferente en éste país, ya no es la época del oscurantismo, de la persecución a los líderes sociales, sabemos que tenemos una fuerte amenaza todos los líderes sociales por los grupos paramilitares y por personas que no aceptan que éste país está cambiando. Nosotros vamos a seguir, vamos a luchar por todos éstos campesinos y campesinas que están muy esperanzados en que esto salga adelante.

CQ: ¿Cómo es la vida de una mujer cocalera?

LPC: La vida de una mujer cocalera es muy dura, yo tengo 25 años trabajando con los campesinos y campesinas, por eso lo conozco muy bien, puedo decir que la vida de una mujer cocalera es muy difícil. Iigual que todas las mujeres campesinas, es la primera que se levanta en la casa y es la última que se acuesta, con el agravante de la situación ilícita del cultivo, cuando vienen los operativos militares los esposos o hijos varones, salen huyendo o son detenidos y es ésta mujer la que queda poniendo el pecho a la situación, debe alimentar a sus hijos pequeños y sostener el hogar sola. Son más de 3 mil campesinos judicializados, mayoría de hombres, éstos hombres han sido quitados de sus hogares y a sus esposas les está tocando muy duro.

CQ: ¿Cómo se incluye en enfoque de género en la Coordinadora?

LPC: Las mujeres somos determinantes en este proceso, sin mujeres no hay punto cuatro y sin mujeres no hay paz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Claudia Quintero