Sin FARC los corruptos quedaron expuestos

Opina - Política

2017-03-26

Sin FARC los corruptos quedaron expuestos

Con el paso de los días luego de firmado el acuerdo de paz entre gobierno y Farc y el avance en la dejación de armas, entrega de menores, etc, van saliendo a la luz y como por inercia los actos de corrupción que han azotado a Colombia por lo menos en los últimos años.

Medios privados propiedad de los hombres más ricos de Colombia así como muchos políticos no saben qué hacer, porque el velo con los que tapaban los escándalos estatales y gubernamentales eran las Farc armadas y cometiendo atentados.

Las Farc servían para todo: Para tapar la corrupción, para decir que eran nuestra piedra en el zapato para salir del atraso y la pobreza y así justificar el excesivo gasto militar (el más alto del continente) (1) y el cual en su gran mayoría iba a parar a los bolsillos de los altos mandos militares y funcionarios de la cartera de defensa, para montar presidentes narco-paramilitares y neoliberales bajo la falacia de que matando guerrilleros se solucionaban los problemas del país, para mantener al pueblo engañado haciéndole creer que por medio de la guerra era que Colombia surgiría hacia su desarrollo, para esto y para lo otro, etc, etc, etc.

En síntesis: La clase política-oligarca más corrupta y asesina de este país bendecía a las guerrillas porque estas significaban su catapulta al poder y su perpetuación en él, al tiempo que las usaban como chivos expiatorios.

Era un círculo vicioso de nunca acabar: Mientras haya Farc hay políticos anti-Farc, mientras haya políticos anti-Farc y gente que les cree habrá guerra, mientras haya guerra hay poder, dinero e impunidad, que es en última instancia lo que persiguen.

¿Ahora vamos entendiendo que las Farc no eran el mayor problema de Colombia?, ¿ahora entendemos por qué muchos se oponen al acuerdo de paz?

Si bien las Farc y demás grupos insurgentes han ejercido prácticas delincuenciales y terroristas y causado grave daño a la población y al país en general, en el fondo no son el problema más grave, son una reacción a él, que es el estado plutocrático , (gobierno de los ricos para los ricos) (2). Basta remitirnos a la historia para corroborarlo, el estado —con su práctica de la eliminación del adversario político— fue el engendrador de las guerrillas, no les dio la palabra, los mataba; el resultado: Un grupo de hombres alzados en armas, primeramente organizados como autodefensas campesinas contra su exterminio (3), luego, y con la llegada del narcotráfico, la guerra acrecentada y degenerada (si cabe el termino) dejaba una estela de sangre que hasta la fecha ha cobrado 250 mil vidas y 6 millones víctimas y desplazados internos (4).

Apenas ahora, después de casi 60 años y con esas dolorosas cifras acuestas, es que se les empieza a dar vocería y representación política a las demandas e ideas de aquellos campesinos.

Nos hubiésemos ahorrado todo este derramamiento de sangre y este sufrimiento de haberlo hecho en su momento, porque de eso se trata un estado democrático, de exponer nuestras ideas garantizando nuestra vida.

Con cada día que pasa luego de la firma del acuerdo de paz podemos ver con más claridad el asunto, el verdadero problema: Un gobierno plutócrata afincado sobre dos inmensos pilares: Su corrupción endémica y sus políticas neoliberales, dos prácticas facilistas pero nocivas que traducen dos palabras: Robar y explotar (5).

A esto se han dedicado nuestros gobernantes durante 200 años, de ahí el miedo a nuevas ideas, a nuevos representantes, de ahí el temor a un pacto de paz con la representación política de sus adversarios, de ahí el miedo a educar con calidad al pueblo porque eso significa la desaparición de esas castas que lo oprimen.

Caricatura cortesía de Betto.

Ahora con qué taparán su desgobierno no estando las guerrillas?, ¿cuál será el globo distractor?, ¿el fútbol?, ¿los reinados?, ¿los realities?, ¿los temores risibles como la ideología de género?, ¿Maluma? ¿Shakira? ¿Qué?… deben sentirse desesperados, la población va cayendo en cuenta de la realidad, está despertando y su despertador ha sido el acuerdo de paz.

El acuerdo no es la paz real, la paz real es justicia social (6), pero es el primer paso a su construcción, y al menos sirve para entender que el verdadero problema de Colombia es su clase dirigente anclada al poder político-estatal y económico desde hace 200 años.

¡Decir que necesitamos un cambio sería redundar!
(1) http://www.elespectador.com/noticias/negocios/articulo-gasto-militar-colombia-el-mas-alto-del-continente
(2) https://es.wikipedia.org/wiki/Plutocracia
http://www.contagioradio.com/elecciones-colombia-plutocracia-e-intereses-economicos-articulo-16255/

Colombia: la danza de los ricos


http://www.ipsnoticias.net/2009/12/corrupcion-colombia-entre-transnacionales-y-plutocracia/
(3) http://www.verdadabierta.com/victimarios/243-la-historia/farc/4295-el-origen-1953-1964-

(4) http://www.semana.com/nacion/articulo/cifras-del-conflicto-armado-en-colombia/479210
http://www.centrodememoriahistorica.gov.co/micrositios/informeGeneral/estadisticas.html
http://www.eltiempo.com/archivo/documento/CMS-16565045
http://www.cerac.org.co/es/recursos/datosconflictoscolombia/

Estadísticas del conflicto armado en Colombia


(5) http://www.saber.ula.ve/bitstream/123456789/17535/2/ricardo_castano.pdf
https://www.gestiopolis.com/neoliberalismo-colombia/
http://www.ilustrados.com/tema/6643/neoliberalismo-Colombia-Antecedentes-desarrollo-presente.html
http://www.nodo50.org/nosomosmercancias/rcolombia.htm
http://www.elespectador.com/noticias/economia/colombia-se-acostumbro-corrupcion-articulo-676214
(6) http://www.celag.org/paz-y-justicia-social/

El sólo silencio de los fusiles NO signfica la Paz real

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Álvaro Uribe NO Es EL Gran Colombiano
Ejercemos la legitima oposición al proyecto político que gobernó durante 8 años a través de los medios alternativos, más conocidos como redes sociales, ya que estas se han convertido en las nuevas formas de informar y generar opinión, alejándonos así de la exagerada manipulación por parte de los medios privados.