Rescatando principios

Opina - Sociedad

2016-08-10

Rescatando principios

La humanidad ha experimentado grandes avances en temas de derechos humanos e igualdad y la lucha contra la discriminación. Sea esta por raza, género, nación, orientación sexual, religión o cualquier otro tipo. Pero es mucho lo que hemos retrocedido por diferentes sucesos en el mundo: La persecución a la comunidad negra por los policías de Estados Unidos, el ataque al bar Pulse, DAESH, el Brexit, etc…, en Colombia no somos ajenos a estos intentos retrogradas.

Este 10 de Agosto se llevaron a cabo marchas en el país por parte de comunidades religiosas “rescatando principios” oponiéndose firmemente a lo que ellos llaman la “imposición de la ideología de género” por parte de Gina Parody usando al Ministerio de Educación como plataforma para “homosexualizar” nuestros niños en las instituciones educativas del país.

Todo esto hace parte según el autodenominado “concejal de la familia” de un lobby político que busca imponer una “dictadura homosexual” en Colombia[1]. Debe ser la misma dictadura que dicen los uribistas en la que nos tiene Santos. Dictadura donde se convoca a voto DEMOCRÁTICO para elegir en un plebiscito sobre un tema tan irónico como si queremos o no la paz con las FARC; pero ese es otro tema.

También el concejal Ramírez argumenta que no se puede violar los derechos de la contundente mayoría sobre la minoría: «Las propias determinaciones de la Corte Constitucional proyectan dicha dictadura privilegiando de una manera desmesurada con sus decisiones a una comunidad minoritaria…» En respuesta a esto, cito la columna de Ian Schnaida «La anormalidad de Gina Parody»: «… sí por las mayorías hubiera sido, los afrodescendientes aún serían esclavos, las mujeres no votarían ni trabajarían y la homosexualidad sería delito». [2]

Todo comenzó con las dichosas cartillas de educación sexual ¡en inglés! que se volvieron rápidamente virales en las redes sociales donde se mostraba explícitamente actos homosexuales. Ante tal noticia es normal una reacción de rechazo e indignación, pero por fortuna o infortuna para algunos todo resultó falso. En realidad correspondía a pornografía belga de ningún modo usado por el ministerio, como desmintió Parody [3] La que sí es real es «Ambientes escolares libres de discriminación» la cual ni siquiera va dirigida a los estudiantes sino a los docentes de las instituciones educativas y que además cuenta con el apoyo de las Naciones Unidas [4].

«¡Todo hace parte del complot de Gina Parody para que todos seamos gais como ella!» Pues no. «El proceso de revisión de los manuales de convivencia obedece a la orden que emitió la Corte Constitucional en septiembre del año pasado, al fallar la tutela interpuesta por Alba Reyes, madre de Sergio Urrego, después de que su hijo se quitara la vida por ser víctima de discriminación sexual en el colegio Castillo Campestre.» [5]

Como se puede observar en la cartilla de Ministerio de Educación, en ningún momento se caricaturiza ningún acto sexual o con alguna intención morbosa como sí aparecía en las cartillas falsas que se encargaron de propagandear, sin filtro alguno, los promotores de la marcha. Por otro lado, el contenido que aborda trata sobre identidad sexual y su diversidad, la violencia basada en el género, la no discriminación, entre otros temas que todavía son tabúes entre educadores, padres e hijos y que resulta importante desmitificar y en su lugar sembrar un diálogo constructivo.

¿Considera usted entonces que esta cartilla corromperá a los niños en los colegios? Aquellos “defensores” de la familia no sólo consideran que sí, sino que lo manifiestan con un temor casi repulsivo sólo al pensar que alguno de sus hijos se pueda volver en homosexual. Lo que no les resulta preocupante es el matoneo que los estudiantes experimentan a diario. El 26 % de los jóvenes dicen que han sufrido algún tipo de agresión física o verbal en su institución educativa por esta causa [6].

Imagen cortesía de: vanguardia.com

Imagen cortesía de: vanguardia.com

Por otro lado, no es necesario ser politólogo para darse cuenta que todo forma parte de una cuenta de cobro a Gina Parody por ser lesbiana, ya que seguramente si ella fuera heterosexual otra sería la historia. Todo fomentado además por la politiquería oportunista mezclada con el sesgo religioso homofóbico. Proselitismo disfrazado.

Por derecho constitucional a la protesta pacífica, las comunidades religiosas están en toda su libertad de marchar y exponer sus argumentos públicamente. Mi invitación no es a rechazarla, por el contrario, unámonos a su causa y entre todos rescatemos principios. Principios como la tolerancia, el respeto, el amor, la aceptación, la confianza para crear un ambiente con los niños para hablar de estos temas, para explicar que existen personas diferentes y que se debe amar al prójimo como a uno mismo.

Pensemos en la presión a la cual se puede exponer alguno de estos hijos o familiares de aquellas personas radicales si llegan a experimentar algún tipo de inclinación homosexual. Podrían convertirse en los futuros casos Sergio Urrego.

 

 

Links

  1. http://www.kienyke.com/politica/marco-fidel-ramires-dictadura-homosexual/
  2. http://conlaorejaroja.com/la-anormalidad-de-gina-parody-ian-schnaida/
  3. http://www.bluradio.com/educacion/el-ministerio-de-educacion-no-ha-publicado-ninguna-cartilla-gina-parodi-112792
  4. https://es.scribd.com/document/320370502/Cartilla-Gina-Parody-Orientacion-Sexual-e-Identidad-de-Genero?platform=hootsuite
  5. http://www.elespectador.com/noticias/educacion/hay-detras-de-falsas-cartillas-sobre-educacion-sexual-a-articulo-647998#

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Luis Alberto Salas