#PeñalosaEnTransmilenio

Opina - Sociedad

2017-07-21

#PeñalosaEnTransmilenio

La fantochada de los políticos no conoce límites ni vergüenza. No solo les dan la espalda a las nuevas realidades sino que se hacen los sordos ante el fuerte escepticismo de los muchos ciudadanos que cada vez comen menos cuento de sus mentiras y manipulaciones.

Como si no pasara nada y todo fuera perfecto en la ciudad, el alcalde de Bogotá, además de dar cuenta en sus redes de un mundo paralelo en el que solo viven él y sus seguidores –aunque increíble, el hombre todavía los tiene-, publica fotos con niños de barrios populares de los que él no tiene ni idea. De esos sectores vulnerados y manoseados, a los que solo va de visita por la imagen –que ya no convence a casi nadie-, el alcalde nunca sabrá nada.

¿Cómo podría saber si a ellos llega en su camioneta de ventanas polarizadas que poco o nada le permiten ver la cotidianidad? La realidad en la que vive Peñalosa es muy distinta a la realidad de los ocho millones de bogotanos que amamos –sí, muchos la amamos- y sufrimos –también- todos los días la capital del país.

Por eso, por vivir en otro planeta, es que el alcalde tiene el descaro de, reiteradamente, salir a decir que Transmilenio es uno de los mejores transportes masivos del mundo. Él, un hombre tan viajado y recorrido.

Y es que ni siquiera los que más le copian al mandatario local niegan que el sistema tiene fallas, siempre las minimizan pero las reconocen. Él es el único que no las ve y es por la sencilla razón que nunca ha usado realmente el servicio; ni él ni ninguno de los alcaldes anteriores, para hacer la salvedad.

Una forma de conjurar las sandeces, que fluyen más desde un escritorio y una camioneta blindada, es la de vivir la realidad de la que se habla y, más grave todavía, se decide. Por eso esta es una invitación a que a la iniciativa de #PeñalosaEnMiBarrio, llena de foticos conmovedoras, se sume la de #PeñalosaEnTransmilenio.

Hace un par de meses, en uno de esos intentos de dignidad que son menospreciados por los medios de comunicación, que suelen reducirlos a mero “vandalismo”, un grupo de ciudadanos de Soacha –de los que más sufren con la movilidad- pidieron que mejoraran de una buena vez la frecuencia de las rutas que los lleva del municipio a la ciudad.

Una de las más indignadas, sin piedra en la mano pero sí en el corazón, gritó ante las cámaras que Peñalosa debía subirse a Transmilenio, “a ver si es tan bueno como dice”. Es lógico. Si el hombre no lo usa, ¿cómo puede afirmar que es uno de los mejores sistemas?

Lo reto alcalde. Una semana. Siete días para que se dé cuenta que el servicio de los buses de los que usted habla tan bien en el exterior, en Bogotá no llega a ser ni medianamente aceptable.

Un pasaje costoso, esperas eternas por “rutas fáciles”, letreros informativos que nunca informan nada, buses sucios, dañados e inseguridad, hacen parte solo de algunas de las molestias de ciudadanos que, bien estén a la izquierda o a la derecha, son los que sostienen el sistema.

Seguro no va a poder hacerlo completamente como una persona del común. Por obvias –pero no por eso buenas- razones ni usted, ni ningún otro político de este país, podría desligarse del costoso esquema de seguridad pagado mes a mes con nuestros impuestos. Pero trate de hacerlo lo más a consciencia posible –si es que algo de eso queda en la clase dirigente de Colombia-.

Haga las largas filas que se forman en las estaciones para entrar o salir en las horas pico, así, con cola de escoltas y todo. Súbase al bus alcalde, no para hacer una parodia para el noticiero sino para ir de una reunión a otra –esas en las que decide el futuro de gente de la que no sabe nada- y ojalá varias le toquen en Soacha. Sienta lo que es esperar por una ruta más de 20 minutos y luego no poder ingresar a ella porque va muy llena. Viaje apretujadito, sintiendo todos los aromas que desprende la humanidad, de la que los políticos poca idea tienen. Y, si puede, una vez adentro tómese la selfie, esa sí quiero verla yo.

Luego seguro le va a quedar más fácil hacer los cambios que se requieran, no como el más reciente que en lugar de mejorar enredó más la cosa, y también será más sincero decir si es bueno o malo porque, de lo contrario, le pasa como a algunos niños con las verduras, que aseguran no gustarles cuando nunca las han probado.

Si usted también quiere ver al alcalde haciendo uso de Transmilenio, que según él hace lo mismo que un metro pero más barato, ayúdeme.

 

( 1 ) Comentario

  1. Buenos dias, pienso que eso no serviría para que el señor alcalde se de cuenta de como vivimos los bogotanos el dia a dia en este pesimo servicio…. ya que todo en esta ciudad y mundo se vive a Punta de Palancasos… lo se por que yo trabaje en la salud y cuando este dicho personaje o Algunas de sus familias tenian que asistir o hospitalizarsen ya el director de la clinica estaba enterado de la aparicion de semejante belleza y todo el personal tenia que rendirle omenaje a el y a su familia que sin escrupulos llegan exigiendo ciertas clases de prioridades y atención inmediata sin importar los demas pacientes; por lo que teniamos que correo y hablar con el mejor doctor para una excelente atención, aparte de que se les debe a signar la mejor habitación casi siempre una suit, llevarles snacks y cualquier otra cosa para a tender a todos los buitres que van en son de visita “amigos y familia”..y si alguna funcionario pasa por alto estas recommendaciones es causal hasta de despido…osea si esto secede en un servicio hospitalario imaginense ustedes lo que puede suceder si este digno Sr. Alcalde hace esa travesia siendo él practicamente uno de los dueños de transmilenio, todo el personal estara al tanto para maquillar todo como perfecto y antes de la llegada de el todo le facilitaran….amigos poco siempre tu opinion pero en este caso no o tendremos resultados….. pienso que es igual que cuando un establecimiento se quiere acreditar nacional o internacionalmente, la empresa encargada de la acreditacion les informa con antelacion de su visita lo cual pone en avisó a la entidad para maquillar hasta documentos y todo parezca perfecto y de esa Forman se logran acreditar, es algo fuera de serie cuando lo verdaderamente importante es nunca hacer esta clase de avisos y asi dársen cuenta de la verdadera situación del país y honestidad de todas las personas y nuestros verdaderos servicios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mónica Vargas León
Mujer. Periodista. Treintañera. Tercermundista.