Peñalosa y sus vínculos con la corrupción

El alcalde está empeñado en devolverle la ciudad a los contratistas y está acabando con las políticas de inclusión social que son garantía en la construcción de la paz y posconflicto.

Opina - Política

2017-11-10

Peñalosa y sus vínculos con la corrupción

Enrique Peñalosa conoce más a Estados Unidos que a Bogotá y a Colombia en general. Nacido en Washington, con estudios en EE.UU., el tiempo que ha vivido en Colombia ha sido para ejercer cargos públicos y para participar compulsivamente en elecciones para la Presidencia y para la Alcaldía de la capital del país.

Peñalosa fue Alcalde de Bogotá entre 1998 y el año 2000, habiendo renunciado previamente a la ciudadanía estadounidense, se dice y es casi seguro, que fue él quien trajo a los Nule a Bogotá. Miremos algunas evidencias que demostrarían que el cartel de contratación tuvo sus inicios durante la Alcaldía de Peñalosa:

  1. La esposa del exgobernador de Cundinamarca Álvaro Cruz, implicado en el cartel de contratación, Luz Zoraida Rozo Barragán ha sido la gerente de las campañas de Peñalosa y fue la Secretaria General de su alcaldía. Ver vídeo.

La señora Luz Zoraida creó la compañía Inversiones e Infraestructuras SAS, Infracon, a través de esta legalizó su participación en un 50% en la empresa ICM Ingenieros, implicada en el cartel de contratación y en los sobornos políticos. Ver link.

  1. El señor Enrique Peñalosa, en compañía de su aliado político Álvaro Uribe, apoyó la campaña a la Gobernación de Álvaro Cruz. Hay que tener en cuenta que la mayoría de los concejales implicados en el cartel de contratación son uribistas, varios de ellos están en la cárcel y otros están siendo investigados. Al parecer hay nueve concejales de Bogotá implicados por sus nexos con el cartel de contratación que apoyan a Peñalosa en su aspiración de llegar nuevamente a la Alcaldía de Bogotá. Ver vídeo.

Por otra parte, hay una coalición de derecha y ultraderecha, respaldada por medios de comunicación afines, con gran propaganda que incluye manipulación mediática y dudosas encuestas, lo cual muy seguramente traspasa en forma holgada los límites impuestos por el Consejo Nacional Electoral, todo esto con el fin de inclinar la opinión pública y tratar de dirigir el voto.

A las clases dominantes les interesa tener un alcalde neoliberal que privatice las empresas de servicios públicos, la educación, la salud, que desarticule los programas sociales que incluyen a los pobres, que construya las viviendas de los pobres en la marginalidad. Sobre este particular le oí decir, hace varios años, a Andrés Pastrana y a Enrique Peñalosa: “Los pobres no pueden vivir en Bogotá” y, ahora Peñalosa sale con esta perla: “Voy a sacar la basura que Petro ha dejado en la ciudad”

Es importante tener en cuenta que Álvaro Uribe y Martha Lucía Ramírez apoyaron a Enrique Peñalosa en su aspiración de llegar a la Alcaldía de Bogotá, y también a Nancy Patricia Gutiérrez buscando ganar la Gobernación de Cundinamarca.

No hay que olvidar que Enrique Peñalosa siempre ha sido el candidato bajo la manga de Uribe, muy acorde a sus políticas represivas contra los pobres y desarraigados, pero laxa con los ricos y poderosos.

Ejemplo de ello su desastrosa, violenta e inhumana intervención en la calle del cartucho y la incesante persecución a los vendedores ambulantes, mientras permitía, principalmente en el norte de la capital, el uso de áreas públicas para el funcionamiento de parqueaderos, autorizando a través de un decreto el cobro de tarifas excesivas en dichos parqueaderos. Ver link.

Peñalosa le hizo conejo al Metro, teniendo disponible el 70% de la financiación correspondiente al aporte de la nación, decidió construir TransMilenio. Ver link.         

Un gran negocio, con exorbitantes ganancias para él y las contadas familias dueñas de los buses del  mencionado sistema de transporte. Las ganancias de TransMilenio se reparten así: el 90% para los dueños de los buses, mientras el Distrito, con un irrisorio porcentaje del 5% tiene que responder por el arreglo de las vías exclusivas del sistema, el mantenimiento de las estaciones y la seguridad; el restante 5% es para los recaudadores del mencionado sistema de transporte. Ver link.

Si la justicia y los organismos de control en Colombia actuarán a cabalidad, el alcalde Peñalosa debería estar respondiendo por detrimento patrimonial en la contratación de los bolardos. Fueron en total 16.600 bolardos: 15.040 comprados a $46.542 y 1.560 comprados entre $29.640 y $41.000 cada uno. Se estima que hubo un sobrecosto, entre 10 y 20 veces, sobre el valor de esa época de dichos bolardos. Ver link.

La contratación de las Fases I y II de TransMilenio, en los planos y estudios elaborados por SD&G, que fueron la base para preparar los pliegos de condiciones, no se contemplaba la utilización del relleno fluido como material de nivelación en los carriles carriles de solo bus y mixtos y de base granular, como se pasó a un relleno fluido de 60Kg/cm2 de resistencia, el cual posteriomente se redujo a una resistencia de 30kg/cm2, era previsible que las losas no resistieran el peso de los articulados y biarticulados de 30 y 40 toneladas de peso.

1 billón de pesos es el costo de la reparación las losas dañadas en la Avenida Caracas y la Autopista Norte, las ultimas administraciones de Bogotá han tenido que gastar 80.000 millones de pesos en la reparación de estas losas. La Alcaldía de Gustavo Petro ha invertido 14.500 millones de pesos en el arreglo de 4.203 losas de las vías exclusivas para TransMilenio. Ver link

Son muchas las razones para creer que Enrique Peñalosa fue quien trajo los Nule a Bogotá. Son muchas las razones para no haber votado por él y ahora revocarlo. Es un privatizador, empeñado en devolverle la ciudad a los contratistas y que está acabando con las políticas de inclusión social que son garantía en la construcción de la paz y posconflicto.

( 19 ) Comentarios

  1. Si está con Uribe no es de fiar.

  2. Jajaja, este señor columnista da vergüenza ajena!!!

    • Los amigos de la delincuencia organizada en torno a Peñalo$a$ como usted, no tienen cómo negar la veracidad de cada frase puesta en este artículo, porque todo es absolutamente cierto y está debidamente sustentado… sólo les queda el patetismo de comentarios como el suyo. A robar a otro lado! caterva de hampones!

      • Da vergüenza esta publicación, parece copiada de los modelos panfletarios que se construyen en los medios venezolanos de propaganda, para desacreditar a la oposición. Con un aparente álo de credibilidad por datos comunes, utilizados mentirosa y estruendosamente, para proponer una postura politica trasnochada (atizando la polarización de la sociedad en una malsana relación ricos y pobres). La información d columnista es tendenciosa y mentirosa, con muy poco rigor y poco apego anla verdad.

        • Lo que pasa es que los uribestias hacen oídos sordos a todos los casos de corrupción, falsos positivos, masacres, desapariciones desplazamientos y demás delitos en que están inmersos el enano paraco y sus secuaces, por que son simples borregos a los que lavaron el cerebro par vivir arrodillados ante su ídolo.

        • Vergüenza las conclusiones suyas. A usted le roban en sus narices y usted contesta :Esta muy bien, estamos en un país de sinverguenzas, ladrones y corruptos, aquí no pasa nada,esto es paraíso.Por Dios, despierten.

      • ReplyFrancisco Castligione

        ¿Vergüenza? eso es lo que produce usted y todo ese séquito de Uribistas
        mantecos-lameanos a los cuales la clase política estafan roban y todavía quieren lo mismo.

    • Entonces refute el artículo con argumentos, no calificando al columnista sin dar las razones

    • Arturito, conoce usted del escandalo de FADUL Y PEÑALOSA en épocas de NACHO VIVES.
      Estudie un poquito antes de barbarizar.

    • Verguenza usted que defiende a tremendo hampon la gente no es conciente del daño que ese tipo le ha hecho no solo a la ciudad si no al pais se robo el futuro de una capital que nececitaba un metro a gritos cambiandolo por unos busesistos robando via puplica negocio redondo del la rata mayor perdon del alcalde mayor

  3. Es verdad que es una administración con un gran riesgo si se viene Peñalosa como alcalde. Donde lo más peligroso es si se ejerce control sobre los privados. Pero realmente la ciudad no puede detenerse en la inclusión social y yo que aunque soy músico y administrador apoyo la inclusión y el equilibro social, también sé que la ciudad castigó con su bogotá humana a las personas que trabajan. Eso a largo plazo no es desarrollo económico es mero populismo.

  4. El uribismo es malo, pero estan haciendo muchos esfuerzos estos “opinadores baratos” para manchar a Peñalosa….ahora el cartel, no fue esta semana que el progresismo adhirio a la candidatura de Clara Lopez, quien fuera Secretaria de Gobierno del peor alcalde de la historia en Bogota….

  5. “Se dice” que este columnista emite juicios de valor con base en rumores callejeros. “Se dice” que eso le quita valor a su columna.

    • A mí me sobra y me basta con saber que Peñaloza está patrocinado por el partido de los contratistas, el mismo partido que más ha aportado concejales a las cárceles Bogotanas por el cartel de la contratación y congresistas parapolíticos CAMBIO RADICAL, para creerle al columnista pero es que además las cárceles no mienten!!!.

  6. Que basura de columna… ¿por dónde empezar? Lógica chueca, mala argumentación, links rotos.

  7. La verdad me parece que usted no conoció, o no recuerda como era Bogotá antes de Peñaloza… dejen de mentirse, Transmilenio no se diseño mal ni se proyecto mal, ni las lozas fueron malas…. pregúntele a cualquier ingeniero que pasa si se utiliza cualquier cosa por encima de su capacidad de carga… quieren saber por que Transmilenio colapso… POR TRES ADMINISTRACIONES SEGUIDAS DEL POLO… que no continuaron con las fases que debían, ya que prefirieron robarse la plata, y lo que hicieron fue dañar sistema… le daré tres ejemplos, de cada administración… 1. Garzón no inicio fase 2 y no destino los dineros de esa obra a lo que era, y prefirió desperdiciarlo en nadie sabe que. 2 Moreno se robo con sus amigos la plata de la 26 (recuerde que la contralora era Clara Lopez) y 3 Petro rebajo costo de pasajes…
    Que lograron con eso… una mayor cantidad permanente de personas en cada articulado… o no ha notado que las alarmas de peso excesivo de los articulados fueron desconectadas??? y claro así no hay loza de ningún material que soporte sin romperse… o no recuerda como era Bogotá antes de los bolardos??? donde todo anden era un parqueadero … por que no revisa su postura… la analiza con cuidado y cuando se percate de todos sus errores… de redacción, de gramática y de lógica, escribe una buena retractación….

  8. Pfff!! jajaja!! Columnistas cómo estos son los que dan risa, dicen cosas sin sustento y especulan más de la cuenta, además de defender delicuentes y adictos. Por fortuna al fin después de 12 años tenemos otra vez un alcalde, porque los tres anteriores no han sido más que payasos repartiendo limosnas disfrazadas de subsidios

  9. No se si este señor es columnista o calumniador, pero sí un especulador profesional. ¿Porqué con tanta acusación no entabla denuncia?, fácil: porque no hay argumentos serios que indiquen las relaciones que expone el señor. No estoy a favor de Peñalosa, y si existen pruebas y denuncias serias, el alcalde tiene que responder. Pero hasta que eso no pase, le tendré que recordar al columnista y a los que ciegamente se creen estas especulaciones que: LA IZQUIERDA SE ROBÓ A BOGOTÁ, y si Peñalosa trajo a los Nule pues, LA IZQUIERDA SE ROBÓ A BOGOTÁ, y entiendo que en política ninguno se salva pero: LA IZQUIERDA SE ROBÓ A BOGOTÁ y aunque les duela LA IZQUIERDA SE ROBÓ A BOGOTÁ.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Santiago Carrascal
Coordinador de Bienestar Universitario, presidente del Sindicato de Trabajadores y Empleados de la Universidad Francisco de Paula Santander-Ocaña, entre 1982 y 1989. Estudió Contaduría General, es comerciante y vive en Bogotá desde julio de 1989. Interesado en temas nacionales e internacionales. -En un mundo de mentiras decir la verdad es un acto revolucionario-. George Orwell.