Mujer, territorio en disputa

Opina - Sexualidad

2017-04-14

Mujer, territorio en disputa

En el contexto de una sociedad masculinizada y patriarcal como la colombiana, las representaciones sociales que sobre la  Mujer y lo femenino se han construido a lo largo del tiempo , dan cuenta de un discurso que propone y exhibe las  relaciones de dominación y sumisión que hemos construido en relación con la Mujer; relaciones estas que terminaron  por  aplastar la autonomía de la Mujer y a desechar la lógica femenina. Y todo, por imponer la lógica masculina, articulada al discurso del Gran Macho.

Es claro que el lenguaje nos devela y desnuda ante los  demás. Y en el  discurso del “Patriarcado capitalista” del que habla Vandana Shiva,  encontramos expresiones  y usos particulares de la lengua y del lenguaje, que claramente dan cuenta de una relación de dominación proclamada y sostenida en el tiempo por el Macho blanco occidental.

Dominar y conquistar a la Naturaleza-Mujer, le permitió al Gran Macho occidental blanco, someter la vida de los ecosistemas naturales, a sus ambiciones y a una incontrastable y universal idea de progreso, al tiempo que doblaba  las rodillas de la Mujer para poner sobre ella la pesada cruz de la reproducción, su cosificación cultural y del abnegado servicio al Hombre.

Frases usadas aparentemente sin asomo de machismo, dan cuenta de una negativa representación de la Mujer y de lo femenino: ¿Cómo hizo él, para conquistarla?, suelen preguntar periodistas o “gente del común”, en conversaciones casuales.

Detrás de la pregunta se vislumbra una gesta que a su vez da cuenta de un proceso de heroización del Gran Macho que no solo conquista y domina inhóspitos territorios, sino que, y además, se hace a un trofeo, previamente concebido como tal: la Mujer. De allí que aparezca como un objetivo insoslayable: a las Mujeres hay que conquistarlas, hay que ir por ellas, avanzar hacia ellas, en un juego del que participan “guerreros hambrientos” en el que se permiten todo tipo de estratagemas para dar con el objetivo y norte de felicidad que ese Macho occidental blanco se trazó.

Al igual que la conquista de un territorio en disputa, la Naturaleza y la Mujer están, de tiempo atrás, en la mira de esa lógica masculina y del discurso machista que la legítima e impone, y que guarda una estrecha relación con el discurso del desarrollo (desarrollismo).

Vandana Shiva señala que “la naturaleza y la mujer han sido convertidas en objetos pasivos para ser usadas y explotadas por los deseos descontrolados e incontrolados del hombre alienado. De creadoras y sustentadoras de la vida, la naturaleza y la mujer están reducidas a ser <<recursos>> en el modelo del mal desarrollo, fragmentado y contrario a la vida[1].

Así entonces, en adelante no solo hay que modificar sustancialmente o reorientar las ideas de desarrollo y progreso, sino morigerar ese discurso que, adornado por el paradigma del amor burgués, insiste en darle a la Mujer el carácter de botín en disputa, en medio de la voracidad de una insaciable masculinidad que deviene tóxica, insostenible y violenta.

Por lo anterior, cuando le pregunten Cómo la conquistaron, sugiero que responda de esta manera: no soy un territorio en disputa.

 

 

[1] Tomado de Abrazar la vida. Mujer, ecología y desarrollo. Vandana Shiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Germán Ayala
Docente Universitario. Comunicador Social y Politólogo. Cursando Doctorado en Regiones Sostenibles.