¿Le pagamos los tintos a los clientes de Peñalosa?

Opina - Política

2016-03-12

¿Le pagamos los tintos a los clientes de Peñalosa?

Desde hace meses, se ha denunciado el colosal conflicto de intereses en el que está inmerso el alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa. Estas denuncias ya produjeron una recusación por parte del concejal Manuel Sarmiento, pero aún no han sido escuchadas por el alcalde, quien desde las alturas de su ego, no ha tenido la decencia de aportar pruebas concretas para desvirtuar estos señalamientos. Esto no sería posible sin el abrazo protector de la gran prensa, que en lugar de exigir respuestas, dedica diariamente artículos y editoriales a darle palmaditas en el hombro al Alcalde.

El conflicto surge de la relación que ha tenido el alcalde con el ITDP, una organización internacional muy respetada en temas de transporte sostenible, dedicada a promover tres tipos de transporte: la bicicleta, las aceras despejadas para el peatón y los transmilenios (BRT).

Esta organización ha vendido en cientos de ciudades del mundo una idea muy conocida en Bogotá que, según ellos, los buses hacen lo mismo que los trenes, pero por una fracción del costo. De este modo, el ITDP en cabeza de su presidente Enrique Peñalosa, ha hecho lobby en los cinco continentes para facilitar préstamos de la banca multilateral (Banco Mundial, BIA, etc.) a ciudades de países en desarrollo con problemas de movilidad, cabe anotar que en muchos casos la intervención del ITDP ha llevado a estas ciudades a remplazar proyectos de metros o tranvías por troncales de buses.

El éxito profesional del alcalde Peñalosa promoviendo los buses como una panacea urbana, puede no ser ilegal, pero va claramente en contravía del mandato ciudadano que lo eligió.

Bogotá exige un metro pesado, como el que tienen todas las grandes ciudades del mundo. Peñalosa perdió varias elecciones por su terca oposición al metro y el año pasado habría perdido otra vez, de no ser por su tibia propuesta de un seudometro elevado. A pesar de la contundente exigencia de la ciudadanía en cuanto al metro, el Alcalde sigue defendiendo su teoría según la cual, los metros son un derroche de dinero y Transmilenio es la “solución final” al problema de la movilidad.

Una vez electo, Peñalosa no renunció a la presidencia de esta organización. Es más, en una carta publicada por El Espectador semanas después de su victoria, el alcalde pone al ITDP como prenda de garantía en temas de movilidad. Por supuesto, no aclara que esa organización no ha asesorado la construcción de un solo metro, sino por el contrario ha hundido muchos.

A finales del mes de enero, tras el ruido en las redes sociales, el nombre de Enrique Peñalosa fue retirado de la página web del ITDP. Sin embargo, el alcalde no ha aportado pruebas convincentes de esa renuncia; incluso, continua haciendo el mismo trabajo que ha hecho por años para esa organización, la única diferencia es que ahora lo hace en el Palacio Liévano, durante las horas de trabajo que le pagamos todos los bogotanos.

La imagen anterior corresponde a la reciente visita de una delegación keniana, para estudiar la estupenda movilidad de nuestra ciudad y hablar con el alcalde sobre Transmilenio. La foto fue subida a internet por un funcionario del Banco Mundial, en un acto de inocente fantochería. Pero ¿qué hay de malo en esa reunión?

Algunos dirán que no hay nada reprochable y que deberíamos estar orgullosos de que los kenianos vengan a aprender de nosotros. Pues resulta que el ITDP se encuentra desarrollando un sistema de buses en Nairobi desde hace años.

En 2009 una delegación similar ya había visitado Colombia con el apoyo del ITDP. En esa ocasión se reunieron con el entonces ministro de Transporte Andrés Uriel Gallego. Lo inapropiado de la más reciente visita salta a la vista: Peñalosa no es un funcionario cualquiera, hasta hace pocas semanas fue presidente de la organización que asesora a los kenianos. Casualmente su papel en el ITDP era exactamente el mismo, hablar maravillas de Transmilenio, la diferencia es que antes no éramos los bogotanos quienes poníamos el salón.

Aprovecho esta columna para preguntarle al Alcalde: ¿Quiénes exactamente integraban la comisión?, ¿la delegación contó con el apoyo financiero del ITDP?, ¿estuvieron presentes en la reunión miembros del ITDP? Como es habitual en este tipo de reuniones ¿el papel del alcalde Peñalosa fue convencer a los kenianos de las bondades de Transmilenio frente a los sistemas férreos? Y por último, ¿cuándo aportará el señor alcalde pruebas de que no tiene participación alguna en el ITDP ni como accionista ni como funcionario?

Ojalá la soberbia y la convicción de que puede manejar esta ciudad a su antojo (gracias a la alcahuetería de los medios y del Concejo), no le impidan contestar las preguntas que con todo derecho le hace un ciudadano.

( 3 ) Comentarios

  1. No se tan ridículo! Quienes votamos por Penalosa y lo elegimos alcalde lo hicimos a sabiendas de que en el mundo él es considerado una autoridad en urbanismo y entre otras cosas en transporte masivo. Su propia ignorancia no lo autoriza para descalificar a quien si tiene logros para mostrar. Su ataque es simplemente visceral, como todo lo que viene de la oposición ciega, sea esta de derecha o de izquierda. Para el efecto no me interesa saber de que orilla viene usted pero si es claro que a falta de argumentos lo único que le quedó fue ensanarse dizque por el sueldo que le pagamos al alcalde para criticar una visita internacional a la ciudad. Que estrecho de…mente!

  2. Estoy muy agradecido contigo Carlos Carrillo por compartir tan buenos elementos de informacion y asegurarse con buenos argumentos tu columna. Entre mas informacion obtengo, mas estoy alejado de la ignorancia y con tu participacion y la de miles como nosotros revocaremos a este señor penarosca a como de lugar, tenemos el apoyo de tres millones de ciudadanos que estamos mamados de la desigualdad y miseria a los que nos tienen por decadas sometidos.

  3. ReplyJUAN PABLO DUARTE

    Y es que ahora cada alcalde le tiene que enseñar a cada columnista de este país su hoja de vida ,estudios ,y que experiencias tienen,faltaba mas que cualquiera se crea con autoridad para solicitar y exigir,mas bien creo que es la eterna gana de no dejar gobernar esta ciudad, ni querer que alcance el desarrollo que una buena administración le quiera traer,nos creemos sabedores de todo, en este caso porque no gobierna usted si considera que lo hace mejor que el que se elijio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carlos Carrillo