Belén de Bajirá, la cereza del pastel

Opina - Judicial

2017-06-01

Belén de Bajirá, la cereza del pastel

Lo que menos le interesa a los gobernadores en contienda – Luis Pérez por Antioquia y Carlos Palacios por Chocó- son los habitantes de Belén de Bajirá; territorio que hoy por hoy hace parte del mapa de Antioquia, pero que a partir del 12 de junio por fallo del Gobierno Nacional pasará a hacer parte del territorio chocoano.

Sin lugar a dudas, el diferendo limítrofe entre Antioquia y Chocó por Belén de Bajirá se ha convertido en una pelea de poderes. La Gobernación de Antioquia en cabeza del sumo gobernador Pérez, anunció suspender los servicios públicos del corregimiento una vez el Gobierno Nacional publique el nuevo mapa que incluiría a Bajirá dentro de la jurisdicción del Chocó. Con el fallo también deberán irse los maestros y hasta el cura, aseguró Luis Pérez.

Pero estos negros berracos y tristemente pobres son los que más claman por un fallo certero; pues en ocasiones no tienen cómo tramitar solicitudes para proyectos de acueducto o vivienda digna. Este mísero territorio que por épocas ha sido blanco de olvido y abandono hoy recobra el interés de los interlocutores del poder por cuestiones de gobernanza.

Parece que se dieron cuenta de la riqueza que oculta la superficie del corregimiento. Según datan los estudios geológicos del Instituto Geográfico Agustín Codazzi (IGAC), Belén de Bajirá es un territorio potencialmente rico. Bajo el asfalto concentraría de 3 a 50 millones de onzas de oro. También cobre, platino y posiblemente níquel, y pequeños yacimientos de petróleo. Todos estos aspectos convierten al corregimiento de Bajirá en un territorio preciado para aquel que logre conquistarlo.

Pero el tema no es solo correr la cerca. Mientras Antioquia amenaza con suspender los servicios, Chocó se acoge al procedimiento legal para reclamar lo que le pertenece. Es el IGAC, el organismo competente para definir en cuál departamento se ubica Belén de Bajirá.

A través del último fallo técnico radicado ante el congreso de la República en febrero de 2016, el IGAC define que Belén de Bajirá pertenece al Chocó. Esta decisión fue tomada conforme a la ley 13 del 47 que establece los límites del territorio. El estudio fue avalado por el legislativo quien devolvió el informe al IGAC afirmando que no existe límite dudoso y que dicho estudio es correcto.

La confusión se da porque actualmente Bajirá aparece dentro del mapa de Antioquia. Sin embargo, Juan Antonio Nieto -director del IGAC- afirma que en 2003 bajo la dirección de Iván Darío Gómez, el Agustín Codazzi emitió un concepto técnico que ubicó a Bajirá dentro del departamento de Antioquia.

Imagen de Twitter

Nieto asegura que en el proceso de deslinde del 2003 no se encontraron los puntos de delimitación que dicta la ley 13 del 47 y que seguramente fue un proceso con irregularidades. Lo más curioso es que Iván Darío Gómez –antioqueño él- era el director del IGAC en 2003 y trabajaba para el entonces presidente antioqueño Álvaro Uribe Vélez.

La realidad ahora es que el Gobierno está próximo a presentar la nueva cartografía que aclararía las dudas limítrofes entre Antioquia y Chocó. La decisión coincidiría con el último informe técnico del Agustín Codazzi que establece que Belén de Bajirá está dentro de los límites del Chocó.

Conociendo la sagacidad del gobernador Pérez estoy seguro que tras la publicación del nuevo mapa llevará el caso ante el Congreso de la República. No es un acto fortuito si tenemos en cuenta que el legislativo tiene en sus filas a 20 congresistas antioqueños contra dos congresistas chocoanos. Se avecina una enorme estrategia de lobby en la política colombiana.

De estancarse la discusión será el Consejo de Estado quien resuelva el diferendo limítrofe. Conociendo el poder judicial de Colombia serán otros 20 años de discusión sin soluciones ni acuerdos.

Me parece aun increíble cómo los gobiernos de Antioquia y Chocó empezaron a interesarse por una población de unos negros berracos, humildes y trabajadores que tienen que batallar contra la desdicha de la pobreza en un territorio históricamente abandonado, pero que hoy resulta ser la cereza del pastel por temas muy económicos y poco sociales.

Está en la conciencia de los dos gobernadores en disputa ese afán de conquista ambiciosa que no trae ningún beneficio para los pobladores sino para sus intereses políticos. ¿Por qué no se interesaron antes en su población?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Andrés Duque Gutiérrez