Huérfano de moral…

Opina - Sociedad

2017-04-12

Huérfano de moral…

Quien alguna vez fungió como defensor de los habitantes del Jarillón del río Cauca y llegó a lanzar piedra y a aguantar gases lacrimógenos del Esmad en cuanto disturbio hubo en esa zona debido a los desalojos de la administración municipal, hoy recorre algunos de esos mismos sitios tratando de convencer a la gente de que entregue sus viviendas. ¿Cómo cambió de postura tan radicalmente, y al parecer tan fácil? ¿Cómo pasó de defensor de una causa a convencer a las personas de hacer algo que antes él mismo consideraba malo? Sencillo: dos contratos con la administración Armitage que suman treinta y ocho millones de pesos.

Nadie ha dicho que trabajar para la alcaldía de Cali sea ilegal, corrupto, malo, ni mucho menos. Lo que sí es malo y triste es mudar de convicciones, es ser un defensor a capa y espada de la comunidad durante la campaña a la Alcaldía, y luego buscar al ganador para entregar esa misma comunidad a cambio de un objetivo personal.

Hablo específicamente en este caso de Edilson Huérfano, un sacerdote ortodoxo que fue candidato a la Alcaldía en 2015. Pero antes de eso, como decía atrás, se presentó como defensor de los necesitados del Jarillón y como tal participó en las protestas contra los desalojos, mismos que hoy llama con el eufemismo de “reubicaciones”. En esa época, según confesó en entrevista con Radio Súper, incitó a varios ciudadanos a no recibir los subsidios que estaba entregando a manera de ayuda el gobierno de turno y lideró la toma de la iglesia La Ermita por varios habitantes del sector Venecia Las Vegas, entre quienes se encuentra Jackeline Ariza, líder de ese sector.

Hoy por hoy, Huérfano da claras muestras de haber olvidado todo eso, pues ataca a los líderes con los que antes compartió ideales a cambio de un contrato de cinco meses por veintiséis millones de pesos por su gestión como conciliador entre la comunidad del Jarillón y la administración municipal.

Las preguntas surgen para la administración municipal y para Huérfano: ¿por qué el alcalde contrata hoy a quienes lo criticaron y a quienes se oponían al Plan Jarillón? ¿Qué tan realmente importante es tener un supuesto conciliador si los desalojos siguen haciéndose a la fuerza? ¿Cómo entender que hace meses Huérfano incentivaba a la gente a tomar las vías de hecho y ahora sigue los planes de la Alcaldía? ¿No es doble moral que con una mano acaricies al pobre y con la otra le claves el puñal?

El dinero, desde hace siglos y siglos, ha hecho cambiar de parecer a muchos; o mejor dicho, a quienes estuvieron dispuestos a un día decir una cosa y al siguiente hacer otra, a quienes tuvieron en poco los principios al oír el sonido de las monedas. O las chequeras, para ser más actuales. Y, tristemente, Huérfano no fue una valiosa excepción. Quiero ser enfático en esto: quien desee hacerlo puede trabajar para quien le plazca, sea una entidad particular y privada o una del Gobierno. Está bien. Lo que no logro comprender es la doble moral, el doble estándar, la doble cara.

Imagen cortesía de: hechoencali.com

Por esas familias que procuran reubicar, por el bienestar de ellas y la tranquilidad de los adultos, la paz de los ancianos y el porvenir de los niños, de corazón anhelo que Huérfano esté haciendo bien su trabajo, como tanto asegura, y que no sea un engaño más. Ojalá el Plan Jarillón llegue a buen término, por el bien de todos los caleños, y que sea transparente, y que no se siga malgastando el dinero en contrataciones dudosas que cuestan semestralmente dos mil millones de pesos, entre ellas, la del conciliador, que por lo que se ha expuesto aquí podemos ver que está Huérfano de moral.

( 1 ) Comentario

  1. Lo mismo que pasa con los medios de comunicación, periódico El País, noticiero 90 minutos, noti5 que emiten publicidad de la alcaldía, Sidoc y cementos San Marcos. Todos estos medios tergiversan la realidad, ocultan información y todos los problemas de la alcaldía a cambio de $$$ de pauta comercial. Esto es una mordaza a los medios y debería ser ilegal. Lo que pasa es que los encargados de controlar esto tambián han sido comprados en reuniones sociales y presión de empresarios y alta sociedad caleña. Esta alcaldía es una de las peores podredumbres que he visto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Camilo Chara
Periodista en la ciudad de Cali actualmente trabaja en radio súper en dicha ciudad, desde hace un tiempo cubre todo lo relacionado con los procesos de paz, estuvo en varios campamentos de las FARC y participó de la X conferencia Nacional de esa guerrilla.