¿Es inminente la llegada del fracking a Colombia?

Opina - Ambiente

2016-04-30

¿Es inminente la llegada del fracking a Colombia?

En agosto del año 2014 el gobierno Santos anunció que a partir del 2015 iniciaría la exploración y explotación de hidrocarburos por medio de la técnica de fracturamiento hidráulico. Sin embargo, por diferentes situaciones en el 2015 no se dio inicio al fracking.

Pero para el presente año 2016, las multinacionales ConocoPhillips y CNE Oil & Gas, buscan adquirir una licencia ambiental que les permita utilizar esta técnica para explorar y explotar hidrocarburos en el municipio de San Martín en el departamento del Cesar, en un área comprendida de 33.714 hectáreas.

Luego de la suspensión y posterior revocatoria de la licencia ambiental en la Macarena por parte de la ANLA, que se dio en parte gracias a la indignación nacional y al rechazo social manifestado a través de las redes sociales, y unos días después de la amenaza de la transnacional Cerrejón de acabar con el arroyo Bruno en La Guajira con el pretexto de desviarlo, hace unos días está en la agenda nacional una amenaza contra la comunidad de San Martín en el departamento del Cesar. Esto ya que esas empresas lograron un contrato para realizar fracturación hidráulica (fracking) en la zona conocida como Valle del Magdalena Medio 3.

ConocoPhillips y CNE Oil & Gas ya tienen el contrato con la Agencia Nacional de Hidrocarburos, les falta solicitar la licencia ambiental en la ANLA para dar inicio a la exploración y explotación mediante la técnica de fracking.

Antes de hacer el fracking se realiza una perforación en pozos verticales, ubicando los esquistos (grupo de rocas). Luego, el taladro hace un giro de aproximadamente 90 grados en sentido horizontal, realizando una perforación que va desde 1000 a 3000 metros de longitud, y para finalizar el procedimiento se aplica la inyección de agua a presión para aumentar la fracturación del suelo.

Cortesía Huffington Post

Cortesía Huffington Post

Del texto elaborado por el movimiento Comité en Defensa del Agua, los Territorios y los Ecosistemas, se resalta un apartado. En él se indica que “Además de los inminentes e irreversibles daños ambientales, este contrato para fracking vulnera gravemente los ingresos de la Nación, al establecer como algunos de sus condiciones: A. Que las regalías recibidas serán solo del 60 % sobre las convencionales (Cláusula Novena). B. Que la participación en la producción del Estado descontadas las regalías será de solo el 2 % (Cláusula decimoprimera) y C. Que la Nación recibirá recursos hasta cuando la producción en el área supere los 5 millones de barriles, y cuando el barril esté por encima de los 81 dólares. (Cláusula decimotercera)”. 

En Estados Unidos desde hace años se realiza el fracking y según estudios de la Universidad de Yale, las personas que habiten en un radio de 2 kilómetros de las áreas petroleras tienden a sufrir enfermedades tanto respiratorias como de la piel. Este tipo de enfermedades se transmiten en las personas debido al consumo directo e indirecto de agua proveniente del subsuelo, lo cual también hace que presenten alteraciones cardiovasculares y neurológicas en las personas.

Para el caso del medio ambiente el fracking causa inestabilidad sísmica, aumenta la sequía (ya que hay un uso a gran volumen de agua), contamina las aguas subterráneas, disminuye la calidad del aire, contamina la atmósfera y altera las placas tectónicas.

En Estados Unidos algunos estados como Vermont y Hawái han sancionado leyes moratorias contra el fracking. Es importante tener en cuenta que países como Francia han prohibido esta técnica puesto que afecta tanto al medio ambiente como a la salud de las personas, y que países como Alemania, Bulgaria y Canadá, tienen han decidido imponer moratorias contra esta forma de explotación de hidrocarburos; pese a esto, el fracking actualmente se desarrolla en más de 21 países en el mundo.

Según Greenpeace los principales problemas de la fracturación hidráulica son “la contaminación de las aguas subterráneas, la contaminación atmosférica, la emisión de gases de efecto invernadero (metano), terremotos (sismicidad inducida), contaminación acústica e impactos paisajísticos. Además de estos impactos, también se debe tener en cuenta lo relacionado con el tráfico de camiones para transportar el gas extraído, el consumo de agua y la ocupación del territorio”.

Gracias a las redes sociales el fracking en San Martín es la tercera protesta virtual que logra tener impacto en el acontecer nacional, y que poco a poco ha ido generando conciencia en los colombianos. Recordemos que en el mes de abril, con la campaña de no al fracking en San Martín, han sido tres las situaciones ambientales que han puesto en riesgo al medio ambiente de nuestro país y a las comunidades que habitan las zonas inmediatas o cercanas a las licencias ambientales. La primera fue el reversazo de La Macarena, la segunda el desvío del Arroyo Bruno y la tercera y más reciente: la campaña del no al fracking en San Martín.

Recordemos que en el año 2014 para el mes de septiembre De Justicia realizó una solicitud de moratoria al uso del fracturamiento hidráulico en yacimientos no convencionales de hidrocarburos.

El fracking o la fracturación hidráulica es una técnica que no debe aplicarse en Colombia debido a su alto impacto ambiental. Las personas que viven cerca a zonas petroleras deben ser conscientes del riesgo que podrían correr si esta práctica no se impide, pues presentarán alteraciones en la salud y consumirán agua contaminada.

La comunidad de San Martín en el departamento del Cesar es un ejemplo para el resto del país, pues por medio de la indignación de los habitantes, que inicialmente empezó en las redes sociales, se puedo desarrollar una acción colectiva en las calles de ese municipio, en la cual se le advirtió a todos los habitantes de San Martín, acerca de los peligros del fracking para la comunidad.

No hay que olvidar que la técnica del fracking es de los últimos recursos que le quedan a las multinacionales para la explotación de hidrocarburos, siendo la más dañina y peligrosa para el medio ambiente y la comunidad.

( 1 ) Comentario

  1. Es fácil hablar cuando no se tiene conocimiento alguno de las nociones técnicas del fracking, pues solo digo que a mí, como ingeniero no me gustaría que un economista me dijese que como diseñar un edificio, yo no me pongo a decir que debe escribir un politólogo, pero realmente es molesto que se difame un proceso técnico solo por no tener claridad sobre el procedimiento de extracción del petróleo por fracturamiento de roca. Ahora, por que un ingeniero ya diga que el proceso es malo, contaminante y peligroso no quiere decir que es verdad, no por que Uribe diga que la paz es mala quiere decir que lo sea… Pero es un llamado a la comunidad en general, que no permita que los medios ya sean liberales, conservadores o independientes, nos den opiniones sesgadas y poco técnicas sobre temas que definitivamente requieren de alguien que no solo sepa del tema, sino que lo viva en el día a día para que nos ilustre sobre procedimientos ingenieriles complejos y altamente tecnificados. Ahora, el petróleo nos va acabar, pero quiero ver alguno de los lectores dejar de usar su computador, celular, cualquier plástico derivado del óleo, haber si realmente solo predicamos o también aplicamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Juan Camilo Caicedo
Columnista y analista político. Investigador del movimiento agrario Dignidad Agropecuaria.