Enseñanza moderna de la cultura

Opina - Cultura

2016-06-22

Enseñanza moderna de la cultura

Muchos de los colombianos siente gran empatía por las usanzas de otros países, tendiendo a conocer las costumbres de dichos lugares con más profundidad que las de su propia comarca. La gran mayoría de estas personas logran tanta afinidad con la cultura de esos lugares que deciden escogerla como su lugar de residencia. Las razones pueden ser múltiples, pero ¿Será que a los nativos de esos territorios les resulta más interesante alguien que llegue a su país tratando de parecerse a ellos que uno que exponga su propia civilización?

No rechazo la idea de conocer las diferentes formas de vida que hay en el mundo pero pienso que debe existir un equilibrio entre lo que somos y lo que queremos ser, teniendo en cuenta las prioridades. Al viajar a otro país te conviertes automáticamente en la cara del tuyo y sería penoso que en una conversación con un forastero ávido de explorar lo nuestro no estemos en condiciones de documentarlo porque sencillamente no tendríamos el conocimiento de lo que nos pertenece para responderle, y por consiguiente demostraríamos poco orgullo por nuestra patria. La diversidad de nuestro país atrae fotógrafos, productores, empresarios y demás profesionales foráneos, es decir, para ellos somos la fuente que les brinda la información requerida para sus trabajos.

A lo largo del tiempo, investigadores, antropólogos, académicos y demás se han preguntado el porqué a cierta fracción de la población colombiana le genera poco interés indagar sobre su identidad, por qué la ridiculizan o las comparan con las del resto del mundo. Cuestionamientos generados por la preocupación por el poco compromiso que han demostrado las generaciones actuales en continuar con la misión de valorar y promover nuestra esencia y que ellos con un admirable empeño han mantenido. Aunque no se puede valorar lo que no se conoce.

Analizando la otra cara de la moneda ¿hemos reflexionado sobre qué tanto se nos educa sobre nuestras manifestaciones culturales? ¿Han estudiado los eruditos del tema las maneras en las que se enseñan nuestras tradiciones? ¿Qué tan atractiva resultan para niños, adolescentes y jóvenes los métodos de pedagogía?

Afortunadamente desde hace unos años han salido a flote unos guardianes y educadores informales del legado histórico y cultural que poseemos, en todos los campos. Estos defensores han convertido sus trabajos en un gancho que atrae a todo tipo de público sobre todo juvenil, al conocimiento de lo típico.

La propuesta musical de artistas como Bomba Estéreo, Systema Solar, ChocQuibTown, Colectro, Herencia de Timbiquí, Stereocuco o Locos por Juana, sólo se comprende conociendo los ritmos autóctonos de las regiones donde nacieron. Al igual que ellos, existen sucesos interesantes como el de Martina La Peligrosa quien se valió del video de su tema ‘Veneno Por Amor’ para dar a conocer la mitología Zenú.

Laboratorios de diseño como #todomono (Barranquilla) y Bololó Lab (Barranquilla) son de los más destacados por exponer el sentir caribeño en sus productos (camisetas, artesanías).

Los medios de comunicación han hecho su aporte importante, proyectos como Enamórate del Chocó (Quibdó), reconocido a nivel nacional, nos acerca a las vivencias y expresiones culturales de la región pacífica por medio de la fotografía y la publicidad. Existen además variedad de revistas, como Shock (Bogotá), Bacánika (Bogotá), Cabeza de Gato (Cartagena), entre otras, que manejan todo tipo de tendencias relevantes para el público juvenil como la música, literatura, cine, etc.

Establecimientos públicos como La Popular (Barranquilla), Cucayo Cocina (Barranquilla), La Guacherna (Barranquilla), Palenke Cultura Bar (Valledupar) o Gaira Café (Bogotá) exteriorizan lo representativo del país a través de la decoración de sus espacios.

Imagen cortesía de: elpopular.pe

Imagen cortesía de: elpopular.pe

No puedo dejar de mencionar el respaldo fundamental que simboliza el Ministerio de Cultura para fundaciones y organizaciones en eventos, campañas, actividades o iniciativas como por ejemplo, la de la Fundación Carnaval de Barranquilla en la elaboración y distribución de la cartilla didáctica ‘Jugar al Carnaval’ hecha para niños.

Capítulos aparte merecen quienes por medio  de las redes sociales (gran plataforma de culturización) muestran la idiosincrasia de cada municipio, género musical, festividad o celebración, pues son expertos imanes del público. Se hacen notar en estas, las voces de actores, comunicadores, cantantes, bailarines y humoristas. De todos estos sobresale uno de los líderes favoritos en el país, de los que más seguidores tienen, Victor Hugo Trespalacios, mejor conocido como Trespalacios El Propio, admirado dramaturgo y gestor cultural, creador del ‘Bacanerismo’, movimiento filosófico y cultural en el que toma como base su oficio de actor para recordarnos a través de sus personajes los componentes de nuestra identidad y opinar sobre la realidad nacional, creando de esta manera conciencia y reflexión.

Para quienes orientan en las aulas de clase estos emprendedores anteriormente mencionados deben figurar como un referente sólido de instrucción de los aspectos culturales. Estos realizadores son los encargados de hacer de nuestras tradiciones lo más importante, nuestro mayor orgullo. Su labor y esfuerzo logran que quienes eran esquivos a nuestras tradiciones y/o no se enamoraron de ella a primera vista, les devuelvan la mirada, las conozcan de una manera diferente, dinámica, divertida, puedan apasionarse por ella y lucirla con satisfacción, por lo tanto, merecen todo el apoyo y reconocimiento.

Publicada el: 22 Jun de 2016

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Camilo Ochoa
Estudiante de Comunicación Social. Defensor de nuestro legado ancestral.