El cinismo como religión

Opina - Política

2016-07-19

El cinismo como religión

De unos días para acá se vienen dando en Twitter tendencias contra el gobierno de Santos y los acuerdos de paz con las FARC, que más que mostrar el descontento del país, demuestran que la oposición es organizada y persistente con su discurso. Ese mismo que suena aprendido y repetido por fieles creyentes que se niegan a enfrentarse con una realidad superior a su cinismo: que el senador Uribe es el centro de la impunidad que tanto dicen repudiar.

En esta religión hay un Mesías, una serie de pastores que divulgan la palabra divina y muchos fieles fanáticos, que aunque se enfrentan a enormes montañas de mentiras y farsas, bien saben cruzarlas cerrando los ojos, los oídos y las entendederas para poder estar al otro lado del charco, donde todo era paradisíaco mientras el Mesías gobernaba con sus apóstoles, la mayoría hoy condenados o prófugos de la justicia; pero aún, “buenos muchachos”.

En esta, como en todas las religiones, hay incongruencias que deben superarse a punta de fe, porque aunque toda la evidencia esté en contra, si lo dice el Mesías, así es. Aquí hay una serie de esas:  

CnmnGypWEAA_zJr

Aunque con esta primera perla quisiera preguntarle a la pastora Hernández y a los fieles que tuitean con este numeral, ¿por qué no le perdieron respeto a su Mesías cuando cometió delitos para hacerse reelegir y perratió la Constitución Política del país?

Sabemos con certeza que la impunidad y la comisión de delitos que le aterra a los uribistas es la ajena, porque la de ellos está genial.

CnmtZYRXYAAUBsbTambién hay una del expresidente Pastrana, que solo está en contra de este proceso de Paz con las FARC porque no le ha perdonado al grupo guerrillero que lo dejaran plantado en una Rimax blanca. Y como lo más grande que tienen los presidentes es el ego, hoy se arrima para la orilla que le conviene: la de continuar la guerra con muertos ajenos para no reconocerle algo a otro dirigente.

Con esta perla los fieles se descosen en alabanzas, mientras tratan de olvidar que durante el gobierno de su Mesías los ‘Falsos positivos’ aumentaron más del 150 % o que según el Centro de Memoria Histórica, en el período de gobierno de Álvaro Uribe Vélez (2002-2010) hubo 26 grandes masacres. Y aún así, con todos esos muertos encima, IMG_0774Uribe ganó su curul como Senador y arrastró una sarta de inútiles útiles con él; pero esas curules no importa si están cimentadas con muertos, como los cerca de 4 mil miembros de la fuerza pública que enterramos durante el mandato de su Mesías, y eso que lo que más aman los uribistas, después de Uribe, es la imposición a la fuerza, y en eso la Policía y el Ejército tienen la batuta. Entonces sí que los aman, pero como instrumento de combate, no como seres humanos, porque prefieren héroes de la patria muertos en batalla a tenerlos cuidando guerrilleros haciendo política.

No hay que olvidar que los cínicos han llegado para arreglar el país con su rectitud, entendimiento del territorio e interés genuino en solucionar los problemas, sólo que ellos, en lugar de palabras, prefieren imponer la paz a punta de bala, y aún casi 60 años escuchando el eco de los muertos caer parecen no tenerlos satisfechos, porque hoy, cuando parte de ese conflicto tiene una oportunidad más concreta de cesar, insisten en que el país lo arreglaremos sólo cuando 20 centímetros de cemento separen a cada guerrillero del otro.

Y eso sí, siempre que haya una protesta que pueda irse contra el gobierno ahí están ellos, el Mesías de primero, apoyando al ciudadano que se queja y metiendo su discurso por donde se pueda, porque la oposición es sana y democrática; pero eso sí, donde hubiera sido entre 2002 y 2010, de esos paros no sabríamos nada, pues a los dos horas hubiera llegado el ESMAD a desalojar a los harapientos desagradecidos que no valoran que pueden viajar por las vías del país con toda seguridad. Porque del mandato de Uribe heredamos la dichosa seguridad democrática, que no es otra cosa que arrinconar al enemigo con fusil, y si eso se empieza a debilitar a punta de diálogo y disposición, no quedan sino las manchas, los delitos, los presos y los prófugos.

Esos cínicos también olvidaron por completo todo lo que ha hecho el expresidente que lidera esta oposición a la paz, el que se llena la boca hablando de ética pero oculta que cuando fue gerente de la Aeronáutica Civil ayudó al narcotraficante más famoso y poderoso del mundo, Pablo Escobar Gaviria, a volverse el primer billonario del país, pues él concedía las licencias para los viajes y las pistas de aterrizaje, y al parecer tiene tan buenos recuerdos del capo que hasta guarda un primo suyo, el hoy senador por el Centro Democrático José Obdulio Gaviria, otro cínico que sin ninguna vergüenza utiliza su cargo político para pedir que cesen investigaciones y procesos judiciales contra personajes tan señalados en el país como el magistrado Pretelt, más famoso por las fincas que dice poseer y hoy reclaman en restitución de tierras que por su labor como funcionario público. 

Y ya la tapa de todo es cuando creen que por repetir el discurso uribistas están del lado de los buenos, que son quienes respetan la democracia mientras ignoran por quiénes votaron cuando tacharon la x en las múltiples listas cerradas del Centro Democrático. Y hoy nos encontramos con decenas de funcionarios electos que sin el amparo de Uribe no habrían recibido ni 10 votos, y que al no deberle votos a los ciudadanos sino al cabeza de lista, adivinen en beneficio de quién van a gobernar.

Si Uribe y sus muchachos son tan buenos, tan decentes y tienen tanta razón, ¿por qué no aparece con las pruebas de sus denuncias y no responde a señalamientos en su contra? ¿Por qué cuando da sus polémicas declaraciones no permite contrapreguntas? ¿Por qué le huye al debate que le pide la senadora Claudia López para esclarecer lo que tanto dice que es verdad?

Entonces, cínicos, ojalá tuvieran argumentos para sustentar la defensa imprudente que ejercen sobre su líder; y ojalá vieran que todos son idiotas útiles, que apenas dejan de servir, son desechados, y los ejemplos sobran.

Ojalá se dieran cuenta que Uribe en sus mandatos no hizo nada por la construcción de tejido social, porque en su discurso sólo cabe vencer al enemigo que tanto repudia, así tenga que llevarse por delante a unos cuantos miles de colombianos inocentes, que hasta después de muertos sirven para tuitear contra el gobierno comunista de Santos. Porque si hablamos de planificación colectiva de la vida comunitaria, abolición de la propiedad privada y la eliminación de las clases sociales y el Estado a los únicos que se les viene a la cabeza el oligarca de Juan Manuel Santos es a los cínicos. Los mismos que hasta pensarán que Uribe privatizó 50 entidades públicas para que no le fueran a decir comunista. 

Y si bien cada quien tiene todo el derecho a vivir engañado, porque es más cómodo creerse la mentira, resulta triste pensar que el inicio de la paz con este acuerdo, un fin mayor que por derecho y obligación nos convoca a todos, importe tanto como alguien más lo mande. Porque si bien es claro que con una firma no llega la paz, con la desmovilización y los procesos posteriores sí se construye una sociedad más pacífica. 

Imagen cortesía de wradio.com.co

Imagen cortesía de wradio.com.co

No defiendo a ningún político. Y mucho menos a Santos, pero es loable que al menos está poniendo el pecho a un acuerdo de paz con la guerrilla que tantas muertes ha cobrado en su búsqueda de reivindicación política, y sobre todo agraria, que no se olvide; pero sí defiendo mi derecho a vivir en un país en paz. ¿O quién no quiere vivir en un barrio sin balaceras, en un país sin muertes violentas o donde la guerrilla esté haciendo política y no secuestrando? Y eso se hace de a poco, por pasos, y dialogando; porque la violencia genera más violencia y el rencor genera más rencor, ya lo tenemos que asimilar.

Y no odio a los uribistas, no hay que hacerlo, sólo hay que aprender a digerir su cinismo, para no enfermar de cólera, porque el tiempo y la historia nos darán la razón, como nos la han dado en la búsqueda de derechos de la mujer, de los afro, de los homosexuales, de los ateos y hasta de los humanos. 

En fin, a los que hasta el cansancio me dicen que deje quieto a Uribe, les digo que si la gran prensa hubiera hecho bien su labor, hoy él estaría respondiendo por sus acciones y señalamientos y yo estaría hablando de otro tema. Y no me parece que alguien sea mamerto por señala los delitos de un político; mamerto me suena más a quien repite el mismo discurso de un líder cínico, llevando y esparciendo el evangelio del cinismo a punta de gritos e insultos para con los que no piensan igual.

Finalmente, podríamos decir que Los mejores aliados de Uribe para triunfar en política son su cinismo cara dura y la mala memoria de los colombianos.

 

Publicada el: Jul 19, 2016

( 15 ) Comentarios

  1. Tranquiliza pensar que nnno odia a Uribe ni a los Uribistas, porque no es sino amor lo que destilan en todos los escritos a sabiendas que serán leidos solo por el hecho de hablar de Uribe

  2. Fracasado. Es la palabra que se ajusta a quien no tiene mas argumento que hablar de Uribe para atraer audiencia. Fracasado. Por que seguramente tiene la conciencia empeñada por un tarro de dulce mermelada oficial.Fracasado. Por que lo que habla no aporta para el bien común.FRACASADO

    • Ok porqué no simplemente y sin ofender debate con argumentos y hechos probados que todo lo que dice esta columna es la mentira de un fracasado?, porque ofende la verdad?, pero este comentario no tendrá respuesta porque los Uribistas no tienen cómo defender a su mesías si no es con ofensas y cinismo descarado

    • Fracasado?…que cinismo y tanta idiotez junta..basta ya abran los ojos…borregos aulicos de su mesias, acaso olvidan que Uribe es el autor intelectual del genocidio estatal mas grande que haya conocido la humanidad con mas de 5.000 personas asesinadas, inocentes con sus tristemente famosos “Falsos Positivos”. Como leí por ahi…Uribe trasendió, “porque lo bueno lo hizo muy malo, y lo malo lo hizo muy bién”. con afecto listo…dielmer!!

    • A pesar de que les decin la verdad siguen en su terquedad de defender a su mecias. No sean cara dura no mas guerra.vasta ya.

  3. Muy buen artículo y sin ser Santista, estoy de acuerdo con el columnista respecto a que algo hay que abonarle. Definitivamente estoy de acuerdo con la definición de los seguidores del ku kus klan, ve que pena, del uribismo; que no leen entre líneas los mensajes de su ídolo y se dedican a repetir todo lo que les ordenan. Para la muestra del problema lectura, hay que ver los comentarios!!!!!

    • Excelente!!

      • Excelente, lo único es que para digerirlo se necesita mucha agua y cerebro por que si, estoy de acuerdo, hay un problema grande y no es de lectura, es de ” Comprensión de Lectura” y esto asociado a la ignorancia, obvio, se mal interpreta el buen análisis del escritor, pero es entendible en un pueblo que está mas preocupado en ofender y defender su incomprensión, que en ilustrarse.

  4. Un resumen perfecto, felicitaciones

  5. Pero por que se matan la cabeza defendiendo al uno y al otro. Uribe vendió “regaló empresas”, Santos también lo hace y lo está haciendo. Uribe es un ultraderichista, Santos tambien. Uribe es un Neoliberal, Santos También. Los falsos positivos se los pueden repartir miti-miti (el uno era presidente y el otro era Ministro). A ninguno le ha importado el problema de la salud. Si en el Gobierno de Uribe, el DAS fue la mosca en la leche, en el de Santos pues lo es la Fiscalía. En el Gobierno de Uribe se hacían las chuzadas, pues en el de Santos prima la mermelada. La política económica de ambos fue entregar el País a las multinacionales. Entonces guevones nosotros, los de abajo, que somos unos don nadie, peleando por un par que no van a arreglar el país, por que este país no lo arreglan firmando un acuerdo, que significa el fin de un conflicto, nada más. La Paz es mucho más que eso, algo que ni siguiera el país más rico del mundo lo tiene.

  6. ¿De qué va a hablar este muchacho barbado, ultraizquierda y censurador si Uribe hace falta? Ahí si va a aceptar que es santista 🙂

  7. En serio es profesor???? O saco el titulo en paquete de Yupi; es que me da una risa jajaj parece la caja de resonancia de su propio Mesias …ese que odian la derecha y luego se las dan de pacifistas..Desarma tu corazon!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ian Schnaida
Periodista, docente, director de conlaOrejaRoja.com