Discriminación

Opina - Sociedad

2016-06-28

Discriminación

Hace unos días estaba viendo un capítulo de la serie House y me causó curiosidad que hablaban sobre una niña de diez años que era discriminada y le hacía un cruel bullying en su colegio debido al sobrepeso del que era acreedora en ese momento pero que al final era una enfermedad que le ocasionaba los altos índices de grasa en el cuerpo.

Ese capítulo me hizo reflexionar sobre la realidad de una sociedad que se ha enmarcado en estereotipos que en realidad no le aportan nada a la vida humana, es decir, se han enfocado tanto en seguir dichos estereotipos, que se olvidaron de ser humanos.

Algunas personas argumentan que la discriminación uno la desarrolla es en la casa y sí, me he dado cuenta de esas mamás y en ocasiones los papás, que educan a los hijos diciéndoles que deben ser flacos, vestir de una manera y a las personas que no son flacas, esos papás muestran un tinte de discriminación mientras los hijos van observando todo eso y aprendiendo. Claramente esto es a manera de ejemplo, porque no sólo la discriminación se presente en temas estéticos, sino en el ámbito religioso, de color de piel, nacionalidad, etc.

Básicamente la estupidez humana se encuentra en todo y todos los días, y eso que hemos avanzado como sociedad desde la época en que existían los esclavos de piel negra y donde eran considerados cosas. Menos mal ya la iglesia católica no tiene el mismo poder con el que asesinaba a todo aquel que no creía en su Dios o al que decían que practicaba brujería.

El bullying son estupideces que los niños aprenden desde casa y en algunos casos en los lugares de “educación”. Qué saca alguien con hacer sentir mal a otro, o tal vez tienen un problema mental donde necesitan satisfacerlo haciéndole daño de alguna manera a otras personas. Estúpidos es lo que son.

Discriminar a otro porque sea negro, blanco, bajo, alto, gordo, flaco, son un manojo de sandeces que hemos aprendido a lo largo de nuestra vida en la tierra y que desde mi punto de vista encuentro ese comportamiento algo vacío, de personas a las que su cerebro no les ha dado para más sino solamente para discriminar a otro.

Peor aún, aquellos que humillan, intimidan y discriminan a esas personas que tienen recursos económicos bajos, de estrato bajo, personas pobres. Se creen superiores porque tienen un poco de papeles en el bolsillo a lo que llamamos billetes o muestran una pantalla donde se ve que tienen unos números en una cuenta de un banco. ¡Qué idiotez!

Todos en este mundo somos lo mismo; la misma carne y hueso; el mismo cuerpo humano que un día dejará de funcionar y todo eso que tenías, se quedará en manos de otras personas a las que en unos meses no es importará a quién le pertenecía ese bien.

Vivimos con una vanidad que si le buscan la lógica, no la encontrarán, sólo llegarán a un punto donde notarán lo vacío que es el ser humano y lo idiota que todavía es. La evolución no va tan rápido como creemos.

Publicada el: 28 Jun de 2016

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Alejo Vergel
Blogger, Cuasi Abogado y asesor político. Amante de la historia y las ciencias políticas.