Del por qué es necesario un nuevo símbolo nacional

Opina - Cultura

2016-06-22

Del por qué es necesario un nuevo símbolo nacional

Que lo digan los sociólogos o politólogos, los símbolos patrios son representaciones literales de un pueblo, cumplen una función política a la vez que son una instancia superior ante la que el ciudadano se rinde. El simbolismo nacional compacta las diferencias sociales de los países y reúne en una sola parte lo que la nacionalidad significa.

Estudiosos dicen que la única función que cumple la monarquía inglesa es decorativa, un cuadro encantador que recuerda el pasado glorioso, falso, la Reina de Inglaterra es un símbolo patrio, es lo que define al Reino de Inglaterra como un pueblo unido y es lo que evidentemente crea cohesión social. No olvidemos a los llamados “americanos” que a pesar de estar dispersados por uno de los países más grandes del mundo tienen un sentido de unión que puede superar al de las demás naciones en este continente.

Colombia por otro lado es un país polarizado, política y geográficamente se encuentra divido en varias partes, lo que hace que el colombiano promedio no se sienta perteneciente a una nación sino más bien a la región que lo acoge. Se me hace además absurdo que en un país, siendo en sus inicios colonia y construido prácticamente por la esclavitud, se presenten en público y con la mayor desvergüenza brotes de racismo.

Seamos honestos, Colombia es un país sin identidad propia, el colombiano solo es colombiano cuando está en el extranjero, del resto y mientras reside en su patria es costeño, o paisa, o cachaco, o llanero.

Muchos sectores se indignan por la atención que se presta a un juego de la selección o a un certamen de Miss Universe, lo que mal no está mal porque se genera una identificación que proyecta una imagen ante el resto de sociedades del mundo, y por cómo se ignora la situación política del país, separemos estas cosas pues las dos no tienen nada que ver, la situación de vulnerabilidad social se debe a la forma en la que el colombiano concibe lo público y eso no va a cambiar.

Imagen cortesía de: semana.com

Imagen cortesía de: semana.com

La razón por la cual los partidos o los reinados captan tanta atención es porque necesitamos una instancia superior que nos represente como nación, ya que no tenemos política, ni fe, ni religión, ni monarquía, lo único medianamente representativo para el colombiano promedio es el deporte o la mujer (como ser sublime y portador de belleza). El símbolo nacional no es más que una necesidad humana de identidad, de sentirse perteneciente a algo célebre.

Al parecer no se necesita ganar o perder, si recordamos la acogida que han tenido en el pueblo los diferentes participantes en encuentros mundiales, solo se necesita ser digno representante de un país sin dignidad, que no es capaz de darse a sí mismo lo mejor que se puede dar.

Otras naciones tienen reyes, o líderes políticos como Nelson Mandela en el caso sudafricano, nosotros podemos tener un equipo de fútbol que más que mero espectáculo de entretenimiento ayude a crear en el colombiano un sentido de identidad y de unión, que probablemente terminará en el nacimiento de una preocupación por los asuntos nacionales realmente importantes.

Publicada el: 22 Jun de 2016

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rafael Medellín Pernett
Inquisidor.