¿Cuándo caerán?

La política colombiana está infestada de truhanes, de los más excelsos actores que se mandan la mano a la cabeza, asombrados por la corrupción del otro, quizá porque está que los alcanza.

Opina - Política

2017-10-17

¿Cuándo caerán?

Se siguen destapando escándalos en el país y siguen cayendo implicados, pero son delincuentes de rango bajo y si acaso medio, aún no caen los máximos responsables de terribles males de carácter nacionales.

La política colombiana está infestada de truhanes, de los más excelsos actores que se mandan la mano a la cabeza, asombrados por la corrupción del otro, quizá porque está que los alcanza. Y el panorama está a punto de cambiar o de recrudecer. Usted decide.

Néstor Humberto Martínez

Sigue interpretando el papel de Fiscal General mientras fiscaliza lo que le conviene a él y a Cambio Radical, la oveja negra que engendró adrede para luego poner a producir. Martínez Neira, con la norma en la mano, hace rato está inhabilitado, pero eso no importa a sus amigos poderosos que lo pusieron ahí, al fin de cuentas no estaban buscando sacar el diablo sino ponerle un babero para que no chorreara tanto.

Poco se ha ahondado en la inhabilidad del Fiscal en casos como Odebrecht, pues Nesticor le puso hasta denuncia al Senador Robledo por tan graves acusaciones pero le tocó recular y conciliar porque tiene más rabo de paja que un año viejo.

Claramente tenemos hoy de fiscal a un tapador de escándalos profesional, sostenido por muchos amigos corruptos que tampoco quieren caer, pero sería lo correcto. 

Germán Vargas Lleras

Vargas Lleras es un bergante político oligarca que inundó puestos con su partido corrupto, puso fiscal y ahora quiere posar de independiente, de alternativo mientras llama ‘gamín’ a la gente que le reclama.

Además, durante 7 años se dedicó a hacer campaña con recursos públicos y se lo confesó tan orondo a Juan Roberto Vargas, director de Caracol Noticias, quien le hizo una entrevista digna del mejor propagandista político mientras en Noticias Uno hablaban de la influencia del exvice a favor de Odebrecht.

Claramente Vargas Lleras está hinchándose como otro intocable ante un Fiscal y un Procurador que no lo vigilan, o al menos no para corregirle el caminado. ¿Por qué no se inicia investigación forman contra Vargas Lleras por el uso (confeso) de recursos públicos para campaña? Si en sus propias palabras: ‘yo nunca lo oculté’.

Sigue formándose la dudosa estela sobre el papel de los medios en elecciones, pero con esta entrevista le queda claro a mucha gente que Caracol y RCN son títeres a disposición de Santos, Uribe y Vargas Lleras y todo el que tenga billones para invertirse en publirreportajes disfrazados de entrevistas.

Eso sí, mientras tanto los congresistas de Cambio Radical tienen su maquinaria encendida con miras a recolectar las 380 mil firmas que el exvicepresidente necesita para buscar el anhelado puesto. Hasta en el Sena le están ayudando a recolectar las preciadas rúbricas. 

Varguitas decía hace unos añitos que el verdadero amigo de Mancuso era el expresidente Álvaro Uribe ante acusaciones del expresidente. También dijo que importantes testimonios en poder de la Fiscalía le permitían sustentar una investigación ‘para determinar si detrás de ese complot estaban Santiago Uribe Vélez, un coronel Ramínez y al sector esmeraldero’.  

Álvaro Uribe Vélez

El símbolo de la impunidad colombiana es el expresidente Álvaro Uribe Vélez. El Senador es la prueba viva del cinismo, anda de foro en foro con sus precandidatos, de los cuales probablemente no termine ninguno como fugurante porque tiene más probabilidades el hijo bastardo que engendró con Santos, y Uribe necesita retomar el poder, así sea en cuerpo ajeno, para poder tapar varias cositas que están molestándole su vejez y amenazan con empeorar.

Uribe tiene el descaro de ir por el país prometiéndole a la gente más salario, menos impuestos y más empleo, exactamente lo que él quitó durante sus gobiernos. 

Pero lo más increíble, y por ende lo más probable, es que tras todo este circo que ha armado con sus 5 payasos que lleva de pueblo en pueblo termine bendiciendo a Vargas Lleras, de quien decía en 2014 que ‘le archivaron muy rapidito el caso por sus vínculos con el paramilitarismo en Córdoba y en el Casanare’ y le enumeraba varias fechorías de su autoría por la cuales debería ser investigado, como la intrigar en la elección del Fiscal General de la Nación.

 

Juan Manuel Santos Calderón

El Presidente de la República sigue siendo señalado por muchos de los excongresistas y exgobernantes que han caído a causa de la corrupción política y de justicia; pero él sigue tan campante sacando pecho por los logros de nuestros deportistas, alimentados con sobras por el Estado.

Para Santos ese tal paro no existe y esos tales disparos de la Fuera Pública contra civiles menos. Así termine su gobierno con popularidad bajo cero, él está dejando todo listo para poder dar su dosis en la cadena de impunidad que han perpetuado nuestros dirigentes por décadas.

Capaz que hasta piensa bendecir a alguien para las Presidenciales con su mano corrupta, llena de mermelada extranjera para esparcir en la tostada del oportunismo nacional que de cara a elecciones brinda su peor rostro. Es decir siempre, porque este país está armado para vivir en elecciones y por ende en medio de la corrupción que estas traen consigo.

Santos, Uribe y Vargas Lleras son la trinididad de la corrupción nacional. Cada uno actúa por separado y se arrejuntan y distancian entre sí según les convenga.  

Alejandro Ordóñez

Tampoco se sabe cuándo caerá alias Exprocurador Torquemada o el youtuber medieval de 72. Por ahora está haciendo campaña por firmas, tumbando hasta a quienes las recogen. Aunque lo más grave es que esté libre, haciendo política, cuando Odebrecht se fortaleció en su Procuraduría, ante su mirada esquiva. Pero cuidado, si uno le dice corrupto destituido a Ordóñez él responde que estudie, que no fue destituido sino anulado. Claro, lo de corrupto no tiene cómo debatirlo.

Qué vergüenza votar o si quiera apoyar a quien se hizo reelegir de forma corrupta para un honorable cargo que no le quedó grande sino que le quedó perfecto de letrina. Aquí a la gente la roban en su cara y en vez de castigar al ladrón lo eligen su defensor. O peor, eligen a quien él diga.

Aunque los empresarios antioqueños, grandes patrocinadores electorales, al parecer le dejaron claro al líder del Centro Democrático que no lo apoyarían en una eventualidad alianza con el exprocurador, a lo que Uribe guardó silencio hasta que le preguntaron por una eventual unión con Vargas Lleras a lo que respondió enfáticamente que no.

Pero como ya estamos acostumbrados a que hoy dice una cosa y días después otra, nadie se extrañó ante el pacto que se abría dado entre ambos en los útimos días para apoyarse en la segunda vuelta.

Leonidas Bustos

El expresidente de la Corte Suprema de Justicia, Leonidas Bustos, se juró inocente y aseguró que no sabe cómo un hombre “de la calaña” Moreno, el exfiscal anticorrupción, terminó trabajando en la Fiscalía.  Según él, nunca tuvieron tan estrechos lazos de amistad y cercanía como se ha dicho. Ni Moreno era su ahijado ni se reunieron para cuadrar platas o procesos. Bustos incluso habla de una persecución del exfiscal para tratar de colarse en su círculo íntimo y con ello hacer más de las suyas, pues según él, Gustavo lo perseguía, se le aparecía en todo evento donde se encontrara.

Muy cómodo para el exmagistrado sentarse a decir que no conocía al exfiscal hasta que se destapó todo, que no sabía que era abogado de parapolíticos, que no sabía que compartía oficina con Ricaute y que obviamente nunca le dieron esos sucios $200 millones de los $600 que habría pagado el senador liberal Álvaro Ashton para poner en el congelador su investigación por parapolítica.

Bustos viajó al menos dos veces a Miami y Panamá con exfiscal Moreno; negoció con él un BMW de 110 millones de pesos; lo recomendó para defender al senador Hernán Andrade y lo recibió 29 veces en su despacho. Pero no, ni cercanos ni amigos. Según dijo él ante la Corte con vehemencia papal, apenas si lo distinguió.

 

Estos y otros personajes le dañan el caminado en jornada continua a Colombia. Diariamente sus acciones parecen más encaminadas a tapar y limpiar culpas, propias y cercanas, que a cumplir verdaderamente la labor para la cual fueron escogidos.

Ellos siguen tranquilos ante esa gran prensa que prefiere embolsillarse millones que salvar a su pueblo, que contarle la verdad sobre los verdugos que dañan, roban y corrompen y luego salen a pedir todo el peso de la ley para los responsables, pues saben que no tienen detrás quien lo coja.

 

 

( 1 ) Comentario

  1. Ayer estaba esperando las noticias de caracol como de costumbre a las 7:00 pm cuando de repente me encuentro con un vargas lleras indignado por lo acuerdos de paz,,, esas personas son las que no dejan avanzar el país su cara de corrupto y sus argumentos no le da para mas y Caracol es un verdadero títere de medios para prestarse ante tal canallada al ciudadano…nunca mas veré ese noticiero vendido!!! me siento indignada!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ian Schnaida
Periodista, docente, director de conlaOrejaRoja.com