Contradicciones en el camino hacia la paz

Opina - Conflicto

2016-07-04

Contradicciones en el camino hacia la paz

De alegría se llenó mi cuerpo cuando supe del importante cierre de conversaciones en La Habana, que con las rúbricas del gobierno y la insurgencia de las FARC-EP dan esperanza de un futuro mejor, una Colombia en paz. Poco duró en mi esta sensación de júbilo sin restricciones al observar las más recientes acciones del gobierno nacional, que parecen ir en contravía del anhelo de la búsqueda de la paz en nuestra nación.

La joya de la corona es el controversial nuevo código de Policía que en mi columna anterior manifesté como una de las tantas incoherencias gubernamentales, que impulsa una normatividad más represiva y constrictora de las libertades civiles.  Pero continuemos con otra serie de contradicciones que dejan un mensaje ambiguo.

Como lo expresó una sagaz columnista de este medio de opinión, pareciera que la apuesta del gobierno es “pacificar el territorio para explotarlo sin restricciones”, lo que me parece cada vez más probable por lo acaecido en los días posteriores a la firma del cese de hostilidades.

El gobierno da luces de su afán neoliberal – pro venta estatal – otorgando la primera concesión de marihuana medicinal al capital extranjero, lo que claramente va en contravía de una reforma agraria y de la recuperación del agro no privilegiando el producto interno en manos del campesinado e industria colombiana.

La marihuana que tanta lucha ha creado interna y externamente por su estigmatización por parte de la tradicional derecha nacional, su ilegalidad y la férrea lucha antidrogas impuesta como requisito por EE.UU principalmente; ésta que ha sido sustento a la sombra de miles de campesinos e indígenas (por falta de otras oportunidades dadas por el estado) no será legalizada para el usufructo de quienes luchan por sobrevivir cultivando la “terrible” planta, sino que será fuente de riqueza para los “mecenas” canadienses, quienes la cultivaran y/o compraran a precio de huevo para revender el producto a altos precios, muy probablemente dejando como jornalero – mano de obra barata – al campesino.

Imagen cortesía de: de-avanzada.blogspot.com

Imagen cortesía de: de-avanzada.blogspot.com

Otra contradicción (por no decir, atentado) a la búsqueda de la paz, es el grosero aumento salarial de congresistas. En un país profundamente desigual, se sigue expandiendo la brecha económica de quienes gozan del poder pero no retribuyen a la población cada vez más empobrecida. Sigue la maquinaria estatal “esculcando” en los bolsillos de los contribuyentes para enriquecer a una trasnochada clase política que va a dormir al congreso y a debatir sin dar resultado a los clamores de una sociedad que muy poco se siente representada en quienes ostentan las curules. El deber ser sería recortar este tipo de gastos para revertir en la fase de post-conflicto que se avecina.

De igual manera podríamos calificar como contradictoria la inclusión y prácticamente elección anunciada de Néstor H. Martínez como Fiscal General de la Nación con el guiño de la presidencia que lo ternó.  ¿No es absolutamente incongruente la elección de este doctor, que pretende despenalizar la violencia intrafamiliar en detrimento de la infancia y mujer colombianas principales víctimas de este flagelo, en quienes reposa el mas alto capital para la construcción de una Colombia en paz?.

Para finalizar, un llamado a la reflexión, #sialapaz, bienvenido este proceso que llena de esperanzas a esta golpeada patria por décadas de conflicto, pero mucho ojo con Santos y su maquinaria en el congreso, a quienes debemos exigirle sea consecuente en la búsqueda de la paz y no prepare el país para un derroche privatizador, regresivo en materia de derechos y vende patria (similar a lo pretendido por su predecesor) sin la resistencia de las guerrillas. Todos debemos ser veedores y garantes para meter en cintura al gobierno y así lograr la anhelada paz que no será perfecta pero puede ser mejor, si no nos dejamos llevar de nuestro anhelo de paz, descuidando el subtexto que parece traer incluido por la maquinaria en el poder.

Publicada el: 4 Jul de 2016

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Luis Velasco
Médico y cirujano egresado de U. De Caldas. Chocoano, apasionado de la buena música, la justicia social y la naturaleza. Librepensador. @luisveres