Causas de la delincuencia

Opina - Sociedad

2016-09-26

Causas de la delincuencia

“Lo mataron por robarle el celular, para quitarle el dinero que había retirado del banco, por una venganza familiar, porque no pagó un préstamo gota a gota, porque se robó un alijo de bazuco, primero la violó y luego la mató, para robarle el vehículo; amarraron los viejitos que viven ahí y les desocuparon el apartamento; la enamoró, se casó con ella, le compró un seguro de vida y luego la asesinó; la vieja enfermó, su hija tal la convenció para que le escriturara la casa, y dejó a sus 7 hermanos sin herencia; le regaló nevera a la mamá con el dinero que le dieron por matar un man de la oposición”. Este es un listado de delitos comunes y corrientes, y quienes los cometen son llamados  delincuentes.

¿Por qué ese(a) es delincuente? Las respuestas son varias: “Porque se acabaron los valores”, “porque desde niño era malo, cuestión genética”, “porque tenía hambre”, “porque necesitaba para comprar vicio”, “por ambicioso y envidioso”, “porque la vida no vale nada”, “porque no tenía empleo y debe alimentar 5 bocas”, etc., etc….Quizás por todas esas razones juntas. Lo cierto es que en unos países la delincuencia es peor que en otros. ¿Por qué en Finlandia o Suecia estos casos, si suceden, son aislados, de rara ocurrencia, mientras aquí son noticia cotidiana?

Seguramente el tipo de organización socioeconómica, la organización del Estado, son culpables de la mayor o menor delincuencia. Esta es nula o muy reducida donde la educación de buena calidad abarca el 100% de la población, donde no existe desempleo, donde la desigualdad social es poca, donde las leyes son estrictas y los castigos severos, donde la corrupción es una excepción, donde la tasa de natalidad es controlada responsablemente.

Y siendo Colombia un país tan rico, ¿por qué hay tantos delincuentes? ¿Cómo ser un país de honestos ciudadanos si desde la administración del Estado, en todos sus niveles, se encuentran funcionarios corruptos? ¿Cómo esperamos tener un país sin delincuencia si los valores inculcados desde el hogar y en la escuela son de este calibre: “debemos ser oportunistas, no bobos; “ si le dan papaya, cómasela”, “uno debe apoyar a quien más dinero ofrezca”; “la ética es un embeleco que se inventaron para prohibirnos adquirir lo que necesitamos”, “si el alcalde consiguió dinero robando, ¿por qué usted o yo no podemos hacer lo mismo?”, “las leyes, como las mujeres, son para violarlas”.

El nuevo país que deseamos construir en paz, democrático de verdad, garante de los derechos humanos, utilizando la dialéctica racional e inteligente, tiene que edificarse sobre otra escala de valores.

Imagen cortesía de:radio.uchile.cl

Imagen cortesía de:radio.uchile.cl

Sin embargo esto no será posible sino cuando los legisladores, el poder judicial y los administradores del Estado creen las condiciones estructurales para lograrlo: los campesinos deben regresar a cultivar sus tierras, con asistencia técnica y logística del Estado, los docentes tienen que ser los profesionales mejor calificados tanto en lo ético como en lo académico, la educación totalmente gratuita en todos los niveles, ninguna persona en edad de trabajar puede estar desempleada, el salario mínimo debe ser tres veces el actual, el suficiente para que viva dignamente una familia de cuatro personas.

Muchas otras reformas son indispensables para erradicar la delincuencia por completo, empezando por votar SÍ en el plebiscito. Y, ¿de dónde saldrá el dinero? En primer lugar se destinará para ello la misma cantidad de recursos que se destinaban a la guerra fratricida y, por otra parte, los oligarcas también deberán cambiar de mentalidad, bajándose de parte de sus enormes patrimonios para crear más empleos y mejorar los ingresos de sus trabajadores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Libardo García
Docente Universitario en U. del Tolima, U. de Caldas, U. Tecnológica de Pereira y U. del Quindío. Dirigente de la Asociación de Derechos Humanos Demetrio Prieto.