Carrusel Nacional de Contratos

Opina - Política

2017-02-07

Carrusel Nacional de Contratos

El carrusel de contratación de Bogotá es un grano de arena dentro del inmenso carrusel de contratos a nivel nacional en obras públicas, tales como: infraestructura vial, acueductos, alcantarillados, rellenos sanitarios, recolección de basuras, modernización de la refinería de Cartagena-Reficar, dragado para la navegabilidad del río Magdalena, entre otros.

Para entender mejor lo sucedido es necesario repasar algunos hechos importantes sobre el carrusel nacional de contratos:

1. En noviembre de 2008, se reunieron en la sede de la multinacional Odebrecht en ciudad de Panamá: Tomás Uribe, hijo del expresidente Álvaro Uribe, Miguel y Guido Nule Velilla, el director de Odebrecht para Panamá, André Rabello, quien ahora es el delator del inmenso escándalo de corrupción; Juan Eslava, funcionario del gobierno panameño y Leonardo Carreño, socio de los hermanos Uribe Moreno en Panamá. Ver.

Tomás Uribe intercedió a fin de que la firma constructora brasileña Odebrecht y los Nule se unieran para participar en el multimillonario contrato. Ver.

En plena licitación del tramo dos de la Ruta del Sol, Tomás Uribe promovió una reunión en Panamá entre dos interesados en el multimillonario contrato que entregó el gobierno de su padre. La vinculación de los hermanos Uribe Moreno con Panamá ya tiene antecedentes. Cuando se hicieron públicos los gigantescos beneficios económicos que recibieron por la decisión de funcionarios del gobierno de Uribe de declarar zona franca unos terrenos en los que ellos tenían intereses, se conoció la existencia de dos sociedades panameñas envueltas en el negocio. Los hermanos Uribe Moreno afirmaron que una de ellas, Achlys Investments Corporation, les pertenecía. Ver.

Panamá ha sido visitada constantemente por los hermanos Uribe Moreno, los cuales tienen empresas offshore en ese país. Las sociedades o empresas offshore, preferidas por los multimillonarios del mundo para evadir impuestos, comenzaron a ser utilizadas hace varias décadas por delincuentes y, además, por gobernantes, servidores públicos y políticos corruptos para esconder allí las coimas recibidas buscando evadir los impuestos y la justicia de cada país.

En el caso específico de Colombia aparecen en los llamados “Papeles de Panamá”, entre otros: los hijos del expresidente Álvaro Uribe, Tomás y Jerónimo Uribe Moreno; los exministros de hacienda Alberto Carrasquilla y Juan Carlos Echeverry, implicados en el desfalco de Reficar; el banquero y empresario constructor Luis Carlos Sarmiento, socio de Odebrecht a través de una de las compañías del grupo Aval, Estudios y Proyectos del Sol -Episol-; el actual fiscal Néstor Humberto Martínez, exasesor de Luis Carlos Sarmiento; el zar de las basuras William Vélez, con varios contratos en el país; el contratista Alberto Ríos, accionista de Recaudo Bogotá y varias empresas en el país y el exterior; el contratista Miguel Nule, sentenciado por el carrusel de contratos de Bogotá; el expresidente de Conalvías, Andrés Jaramillo, capturado por el carrusel de contratos; los actuales secretarios de Planeación y de Movilidad del alcalde de Bogotá Enrique Peñalosa, Andrés Ortiz y Pablo Emilio Bocarejo, con intereses en varios contratos a través de sus empresas Conconcreto e Ingenieros Consultores y Cia S En C.S. Ver.

2. El 17 de septiembre de 2009, después de que el gobierno había descartado a los demás proponentes de la licitación del tramo dos de la Ruta del Sol, se reunió el expresidente Álvaro Uribe con el gerente general de la empresa constructora Odebrecht, Marcelo Odebrecht, sentenciado a 19 años de prisión. Ver.

También estuvieron presentes en dicha reunión: el detenido exviceministro de Transporte Daniel García Morales, acusado de recibir 6.5 millones de dólares en sobornos de Odebrecht; el exalto consejero para Competitividad y las regiones Miguel Peñaloza, quien ha sido señalado de fundar una compañía que pertenece a su esposa e hijos, y que al parecer tiene millonarios contratos con el Estado. La empresa PyG Asesorias Integrales maneja más de 1.700 procesos judiciales como representante de entidades públicas como el Ministerio de Educación, la Superintendencia de Servicios Domiciliarios, los Seguros Sociales, Invías, Findeter, el Fondo Nacional del Ahorro y el Sena. Dichos contratos habrían sido otorgados mientras Peñaloza se desempeñó como consejero presidencial del expresidente Álvaro Uribe y en los primeros años del presidente Juan Manuel Santos e, incluso, mientras ejercía como Ministro de Transporte de Santos; el exdirector del Instituto Nacional de Concesiones Álvaro José Soto, implicado en sobornos en la licitación, que buscaba adjudicar la construcción, mantenimiento y operación del corredor férreo entre Chiriguaná -Cesar y Villa Vieja -Huila, valorada en $1.3 billones; y el exministro Andrés Felipe Arias, prófugo de la justicia, sentenciado a 17 años y 4 meses de prisión por los hechos de corrupción en el programa Agro Ingreso Seguro.

3. El exsenador Otto Bula, conocido como la cabeza visible de los paramilitares de Córdoba que apoyaron la candidatura de Álvaro Uribe a la presidencia y quien fuera fórmula al Congreso en 2002 de Mario Uribe -primo de Álvaro Uribe- condenado a 7 años y medio de cárcel por parapolítica, fue capturado por repartir 4.6 millones de dólares de Odebrecht para obtener el contrato de la vía Ocaña-Gamarra sin someterse a licitación. Ver.

Otto Bula, señalado por los Estados Unidos de ser el ejecutivo de cobros de la “Oficina de Envigado” de los narcotraficantes de Antioquia liderados por “Don Berna” y José Bayron Piedrahita, hace parte de los poderes mafiosos del escándalo Odebrecht. Ver.

4. Odebrecht financió ilegalmente campaña de Óscar Iván Zuluaga para las elecciones presidenciales de 2014. El exdirector del Invías de Álvaro Uribe, Daniel García Arizabaleta, destituido e inhabilitado por 15 años, entre otras cosas por usar papeles falsos para acreditar experiencia y cambiar manuales de funciones en su propio beneficio, fue quien le pidió a Odebrecht que relacionara a Óscar Iván Zuluaga con Duda Mendonça. Ver.

Los pagos de la campaña de Zuluaga a Duda se hicieron a través de la empresa brasileña del estratega y de una compañía colombiana, armada presurosamente en Medellín, cuya sede estaba en la oficina de un abogado del jefe narco-paramilitar alias “Don Berna”, quien además, es militante de una agrupación política cercana a la “Oficina de Envigado”.

5. El túnel de La Línea, obra adjudicada durante el gobierno de Álvaro Uribe a la empresa constructora Carlos Collins S.A, incumplió cuatro prórrogas del contrato. El actual director de Invías, Carlos García, advirtió que las condiciones de construcción son críticas y los recursos que faltan por adjudicar no alcanzan para concluir el proyecto.

El 6 de diciembre de 2016 el Invías abrió una nueva licitación pública que costará alrededor de 200 mil millones de pesos, con la cual el gobierno de Juan Manuel Santos busca que el nuevo contratista finalice el porcentaje faltante de la obra, y el túnel, que lleva ocho años de construcción, pueda ser inaugurado en el primer semestre del 2018, es decir, dentro de un año más, como mínimo. Ver.

6. El crédito que por 120.000 millones de pesos le hizo el Banco Agrario a Navelena, conformada en un 86% por la Constructora Norberto Odebrecht de Colombia, Odebrecht Participacoes e Investimentos y Valorcon de la familia Gerlein, con un 14%.

La Junta Directiva del Banco Agrario aprobó el desembolso en noviembre de 2015, cuando ya la Superintendencia de Sociedades había determinado que Odebrecht estaba en causal de disolución, es decir, quebrada. Los entes de control deben investigar a los ministros de Agricultura, Aurelio Iragorri y Hacienda, Mauricio Cárdenas, ambos con asientos en la Junta Directiva del Banco Agrario, por no haber advertido del riesgo que representaba esta transacción. Ver.

El fiscal Néstor Humberto Martínez, quien fue asesor de Luis Carlos Sarmiento -Corficolombiana del grupo Aval- socia de Odebrecht en el contrato de la Ruta del Sol, se apresuró a decir que en el caso de la adjudicación del contrato de navegabilidad del río Magdalena a la concesionaria Navelena, de la cual hace parte Odebrecht en un 86%, no había ninguna irregularidad, pero tres semanas después tuvo que reconsiderar su afirmación y reconocer que hay evidencias de posibles violaciones a las normas de contratación pública en esta adjudicación. Ver.

7. La modernización de la Refinería de Cartagena- Reficar, la obra que arrancó en el 2007 estimada en 3.9 billones de dólares ha terminado costando más del doble. La primera etapa de la obra estuvo a cargo de la firma Glencore socia de Ecopetrol hasta el 2009 cuando desistió de participar en la obra, dejando amarrado el contrato de ejecución con la firma estadounidense CB&I, a la cual le pagaron 6.5 billones de pesos.

La Contraloría está investigando a los altos directivos de Ecopetrol y del Gobierno Nacional, que pueden estar comprometidos en el multimillonario desfalco de Reficar, como son: el actual Ministro de Hacienda Mauricio Cárdenas y los exministros de Hacienda Juan Carlos Echeverry, Óscar Iván Zuluaga y Alberto Carrasquilla; los exministros de Minas: Tomás González, Amylkar Acosta, Federico Rengifo, Carlos Rodado, Hernán Martínez y Luis Ernesto Mejía; el expresidente de Ecopetrol Javier Gutiérrez y el exgerente de Reficar Orlando Cabrales. Ver.

En 2010, Gustavo Petro, Carlos Vicente de Roux y Luis Carlos Avellaneda hicieron un informe sobre la contratación de Bogotá develando el cartel de la contratación, con nombres propios demostraron como una serie de conglomerados de constructores, convertidos en grandes contratistas del Estado, entre ellos: los Nule, Conalvías de Andrés Jaramillo, Constructora Cas del grupo Solarte, Odinsa de William Vélez y Odebrecht, eran una especie de pirámides privadas financiadas con el erario público, que solo podían crecer y sostenerse con el pago de fuertes coimas que dejaban huecos financieros en los proyectos por los cuales se contrataban y que solo se podían llenar esos huecos financieros con nuevos y más grandes contratos, que a su vez sólo se conseguían con pagos mayores de coimas, y así sucesivamente. Ver.

La prensa nacional usó este informe sobre la contratación para atacar únicamente a los Nule, dejando por fuera a los demás consorcios delictivos, a pesar de la denuncia sobre Odebrecht y su contrato del túnel de Canoas con el Distrito y de la Ruta del Sol con el gobierno Uribe. El informe demostró que dichos contratos operaban con coimas, igual que la empresa de los Nule, sin embargo, no fueron seguidos por la prensa y la justicia centró la investigación en los Nule y en Samuel Moreno.

El carrusel nacional de contratos y sus pirámides de la corrupción, son alianzas entre el narco-paramilitarismo y políticos corruptos locales, ligados al poder central de Colombia. Todo indica, que se conformó durante el gobierno de Uribe y ha tenido continuidad durante el mandato de Santos.

( 1 ) Comentario

  1. Ahí tienen la tal “inversión extranjera” de Uribe…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Santiago Carrascal
Coordinador de Bienestar Universitario, presidente del Sindicato de Trabajadores y Empleados de la Universidad Francisco de Paula Santander-Ocaña, entre 1982 y 1989. Estudió Contaduría General, es comerciante y vive en Bogotá desde julio de 1989. Interesado en temas nacionales e internacionales. -En un mundo de mentiras decir la verdad es un acto revolucionario-. George Orwell.