Calentamiento global o geocidio

Opina - Ambiente

2016-12-19

Calentamiento global o geocidio

La principal ley de la ecología es “todo está relacionado con todo”. La tierra es nuestro gran ecosistema, donde suelos, aire, animales, plantas, minerales, etc., se interrelacionan cumpliendo funciones específicas que permiten conservar el equilibrio natural. Sin embargo, a uno de los elementos del ecosistema, el ser humano, dizque inteligente y creativo, le dio por alterar los procesos naturales, y sin prever las consecuencias de su intervención en las demás partes del globo terráqueo, ha transformado equivocadamente la naturaleza hasta amenazarla con su propia destrucción.

Quizás dado el prestigio del productor, un canal colombiano presentó el documental “Antes de que sea tarde”, realizado por el actor Leonardo di Caprio, donde alerta al mundo sobre los peligros del calentamiento global, cuya causa fundamental es la altísima concentración en la atmósfera del dióxido de carbono (CO2), el compuesto orgánico más importante para el sostenimiento de todos los seres vivientes en la tierra, aunque es de efecto invernadero.

Ambientalistas, químicos, biólogos, geólogos, geógrafos, climatólogos, etc., coinciden en la necesidad de introducir de inmediato cambios que permitan frenar el calentamiento del planeta, sin embargo, chocan con negociantes egoístas e ignorantes que niegan esta realidad empeñados en defender las multinacionales responsables de la misma, acusando a los científicos de terroristas y mentirosos, y hasta han producido también documentales donde afirman que el calentamiento global no es cierto.

El CO2 se aprovecha en campos como la industria alimenticia, la refrigeración y la agricultura. Las plantas, algas y cianobacterias usan la energía solar para fotosintetizar carbohidratos a partir de CO2 y agua. Se produce CO2 durante los procesos de descomposición de materiales orgánicos y la fermentación de azúcares en la fabricación de vino, cerveza y pan, en la combustión de petróleo, carbón, turba, y gas natural.

La quema de combustibles fósiles y la deforestación, han provocado un aumento de la concentración atmosférica de CO2 cercana al 43% desde el comienzo de la era de la industrialización, calentando la superficie terrestre y las capas inferiores de la atmósfera mientras enfría la atmósfera superior, lo cual genera el calentamiento de la tierra. La concentración óptima de CO2 es 680 miligramos por metro cúbico de aire.

Entre los videos sobre este tema se destacan estos: 1) El cambio climático explicado   2) Calentamiento Global!!- La Tierra 2015– Documental   3) “Calentamiento global” Año 2100 (Documental Completo en Español)   4) Calentamiento Global en 2016 Ya es una Realidad  5) Documental National Geographic – Explorer: Las cinco fases del cambio climático  6) Cambio Climático -Documental National Geographic  7) Calentamiento global-lo que está a punto de suceder . El primero de ellos dura 10 minutos y sintetiza el problema; los demás lo detallan, cada uno con una duración entre 50 y 90 minutos.

En ellos se encuentran datos como los siguientes: la banquisa del Ártico se ha disminuido en un 40% en los últimos 40 años; si los casquetes polares se derriten, el nivel del mar podría elevarse hasta 7 metros y se inundarían 11 de las 15 ciudades más populosas del mundo; debido a la alta acidificación de los océanos y al calentamiento del agua, los corales han desaparecido en un 30%.

Por otro lado, se afirma en los documentales que los glaciares de los nevados han retrocedido y hasta desaparecido, como se puede constatar en el Kilimanjaro, en el Himalaya o en el Ruiz; si se calienta el permafrost de Siberia se libera metano, otro gas de efecto invernadero 20 veces más potente que el CO2.

No menos preocupante es que para el 2.050 puede haber más de 200 millones de refugiados climáticos; ya se han agotado ¾ de los recursos pesqueros; en el planeta desaparecen cada año 13 millones de hectáreas de bosques y las especies se extinguen a un ritmo 1.000 veces superior que el natural: 1 de cada 4 mamíferos, 1 de cada 8 aves y 1 de cada 3 anfibios están en peligro de extinción.

Pero, como afirma Salma Hayek: “Lo importante no es lo que hemos perdido sino lo que nos queda”. Tenemos un decenio para invertir este deterioro. Ya varios países han tomado medidas para hacerlo, aunque con la resistencia de quienes prefieren dejarlo todo “en las manos de Dios” antes que mermar sus ganancias y modificar o abandonar sus trabajos y costumbres. Y hay quienes se dedican a proyectos futuristas, como los más de 4.000 científicos que, mediante un simulador terrestre, están empeñados en hacer habitable a Marte para que los sobrevivientes de la tierra puedan irse a vivir allá.

Algunos de los aportes que podría ofrecer Colombia para detener el calentamiento global son:

1. Disminuir la explotación de petróleo; prohibir el fracking y la explotación de carbón a cielo abierto; racionalizar y controlar la explotación de gas natural.

2. Empezar a utilizar energías alternativas sanas: solar, eólica, mareomotriz, geotérmica. Ya empiezan a rodar por Colombia algunos modelos de automotores eléctricos, ojalá en poco tiempo sean sustituidos por ellos todos los motores a gasolina y diesel.

3. Detener la destrucción de los bosques, ya que estos regulan o estabilizan la producción del CO2, pues mediante la fotosíntesis producen carbohidratos, lípidos, proteínas y otras moléculas complejas, necesarias para la vida. Es urgente parar la tala legal e ilegal de las selvas Amazónica, Pacífica (desde Chocó hasta Nariño), del Catatumbo y del Magdalena Medio.

4. Disminuir al menos en un 50% la extensión dedicada a la ganadería y el resto llenarlo de bosques o plantaciones de maderables nativos, nunca de coníferas exóticas, de palma de aceite o de otros cultivos agroindustriales dañinos o potencialmente dañinos para las personas, como lo son la soya, el maíz y la caña, transgénicos, entre otros.

Para terminar, compartamos la preocupación del exministro de Ambiente de Colombia, Manuel Rodríguez Becerra, en relación con este asunto y el nuevo presidente de USA: “¿Qué dijo Trump durante su campaña? Entre otros puntos: retirar a EE.UU. del Acuerdo de París; eliminar todas las regulaciones que el presidente Obama expidió con el fin de reducir las emisiones de CO2 de EE.UU.; y revocar todo el gasto federal en energías limpias, incluyendo la investigación y el desarrollo en energía solar y eólica.” (El Tiempo 13-11-2016, Debes saber, p. 8)

Según él, de la misma forma en que fracasó el Protocolo de Kioto porque USA no lo ratificó, Trump tampoco ratificaría el Acuerdo de París. La Exxon y varias empresas extractoras de combustibles fósiles, aportando cientos de millones de dólares, han promocionado profusamente la negación del calentamiento global, con lo cual hicieron que USA no lo combatiera durante 20 años. El nuevo presidente y los republicanos, tendrán en el gobierno funcionarios procedentes de esas empresas negacionistas de la realidad.

 

Libardo García
Docente Universitario en U. del Tolima, U. de Caldas, U. Tecnológica de Pereira y U. del Quindío. Dirigente de la Asociación de Derechos Humanos Demetrio Prieto.