Maria José Navarro

No más peras al olmo

En Colombia se heredan las oportunidades

La triste política del Magdalena

Poder, excesos y revolución

Y ahora, ¿Cómo construir la Paz?

¡Salvemos el Magdalena!

Entretejidos por la Paz