Liliana G.

Abogada Penalista. La cárcel no resocializa, sólo margina a sus internos, fortalece y acentúa la carrera criminal.

La doble moral: Un virus de la Justicia

Castración química y populismo punitivo

Del “carrusel de la contratación” y otros demonios

Santos mentiroso, gobierno tramposo

¡Qué parodia de justicia!

El valor de salir del closet al poder

Mi ídolo de barro

Así se regaló Isagén

Sepultureros, ineptos y millonarios

Hay que revisar la independencia de los jueces