Gustavo Adolfo Carreño

Pretendiente decodificador de lo cotidiano. Economista, Candidato a Magister en Desarrollo y Cultura, Educador, Amante de la filosofía, librepensador.

Ciudad Cangreja

Sociedad vigilada

Bauman, redes sociales y la nostalgia del poder

¿Por qué los colombianos no perdonamos?

La tarea del magisterio después del paro