Diego Luis Amaya

Ingeniero de Sistemas, no me siento ni a la izquierda ni a la derecha, amo mi país y estoy convencido que el poder de la palabra es mayor que el de las armas.

Justicia perversamente electorera

Ni comisión ni tribunal