Angelinos y Demonios

Opina - Política

2017-08-04

Angelinos y Demonios

Si Dan Brown autor del libro Angeles y Demonios, que luego inspiró la película del mismo nombre, hubiera viajado a Colombia habría logrado que el terror y el misterio estuvieran aún más plagados de personajes oscuros.

La tensión propia de esta clase de cintas la vivimos los colombianos con una complicidad soterrada que revoca todo tipo de miedo, porque estamos acostumbrados a ello. Un ejemplo, sin lugar a dudas, es el de un actor nativo, de bajo perfil, pero hábil en el arte del engaño. Angelino Garzón contra viento y marea decidió entrar a formar parte de la  trama-alianza que da el título a la columna, uniéndose a dos ex presidentes muy cuestionados y protagonistas de momentos oscuros en la historia del país. Su decisión fue  contundente mientras sonreía con una especie de ironía en un rostro lleno de satisfacción y nada de vergüenza.

Y para continuar con la trama inusual, el personaje principal  no es una persona de carne y hueso, es un país llamado Colombia, el más folclórico de la tierra. En sus  entrañas ocurren las cosas más increíbles del mundo animal, digo no porque seamos una partida de seres irracionales, pero casi. Me refiero al tema porque cada vez que sucede algo de interés público unos comienzan a cotorrear como loros sin ton ni son, otros hacen sonidos como monos salvajes, otros gimen de dolor como vacas pariendo a sus terneros, mientras sus compañeros, los toros salvajes, quieren arrasar con quienes se les atraviesen en su camino y así sucesivamente.

Esta es la noticia que más debe interesar a los trabajadores, que antes de ciertas Leyes, como la 50 y 100 y el avance en estampida del Neoliberalismo, tenían la esperanza de alcanzar algún tipo de victoria, así fuera temporal; pero les salió al contrario y terminaron siendo millones los empleados temporales.

Por ello esta alianza que se ha dado entre el ex presidente que más daño le ha hecho a la clase trabajadora como lo es Álvaro Uribe, (1) (2)  Andrés Pastrana y Angelino Garzón, un ex sindicalista que le dio la espalda a quienes decía representar, a las claras demuestra el peligro futuro para los pocos beneficios que puedan tener los trabajadores.

Este contubernio engendrado hace algún tiempo y sin duda con oscuras intenciones, que desde luego, han sido muy bien manipuladas para que permanezcan ocultas y nunca vean la luz pública; han sido camufladas astutamente.

Garzón fue un dirigente sindical al que, aunque era conocido en el medio, se le consideraba poco carismático. Era, digámoslo así, uno más del montón. Andrés Pastrana lo llamó para que fuera su Ministro de Trabajo, cargo en el cual no hubo ningún avance verdaderamente significativo para los trabajadores, que esperaban más de su ex líder.

Eso le sirvió para su vida personal y su inicio en la élite de la política, lo que  ilusionó a algunos sectores que creyeron se estaba ad portas del verdadero líder que necesitaban las clases menos favorecidas. Nada más falso. Resultó ser una ficha más del ajedrez político de las alianzas para deteriorar la salud física y mental del pueblo (3)  que acostumbran a formarse en un país donde la conciencia social es manipulada de una manera soterrada. Es más, resultó ser un simple peón de la más baja calificación.

Y para completar, ahora se confirma la noticia en la que el camaleón Garzón se adapta a los intereses de sus dos “ex patrones” del Palacio de San Carlos. Garzón argumenta que llega con la intención de buscar el acercamiento entre el Centro Democrático, las Farc y los otros sectores que buscan la Reconciliación Nacional. Pero quién le puede creer a una persona que a través de su vida en el ámbito socio político no ha demostrado estabilidad  y lo más seguro es que, aunque no parezca,  buscó el sindicalismo como trampolín a la política.

Garzón ha figurado en diferentes  actos representando a la Unión Patriótica, La Alianza AD M-19, El Liberalismo y Delegado de Álvaro Uribe ante ante la OIT (Organización Internacional del Trabajo) en Ginebra -que fue considerada como una traición por parte de los sectores sindicales-.

Fue elegido Gobernador del Valle en el 2003 por el Movimiento Convergencia Popular  Cívica, a la que llegó después de haber abandonado sin pensarlo la Comisión Facilitadora para el Intercambio Humanitario con las Farc. Pero es que eso es lo normal en este hombre que vive fluctuando de acá para allá sin ton ni son. Y aunque vivió la derrota para la Alcaldía de Cali en 2015, contando con el aval de dos Uribistas furibistas como lo son Roy Barreras y Dilian Francisca Toro,  en lugar de sentirse quemado se arrimó a la cobija que para él más calienta.

La Confederación General le dio el apoyo para ser la fórmula presidencial de Juan Manuel Santos en el 2010 llegando de esa forma a la Vicepresidencia de la República, la cual tuvo que dejar por enfermedad.

De ahí en adelante han venido ires y venires de este hijo de vendedora, no de rosas sino de la plaza de mercado y de lo cual dice sentirse orgulloso. Por todos estos motivos ningún trabajador o pensionado que tenga un poco de dignidad y respeto  por sí mismo, por sus colegas y por las futuras generaciones debe votar por un personaje que en el fondo es oscuro tal y como lo son los personajes a los que se une, para buscar ganancias e intereses personales en el ascenso de su divergente y malsana carrera política.

Con la Ley 789 de 2002 Uribe, en la Reforma Laboral, hizo que los trabajadores perdieran aún más algunos de los logros obtenidos. Uno de ellos fue la pérdida de cuatro horas de la jornada nocturna, que comenzaba a las seis de la tarde y pasó a las 10 de la noche. Durante sus dos gobiernos los trabajadores y los pensionados vieron disminuidos sus ingresos, estabilidad, avances y oportunidades laborales.

Si usted está pensando en ser parte de esa nueva película que busca que el terror sea la cotidianidad tenga en cuenta que está cometiendo un suicidio laboral, social y nacional.

Sus hijos y los hijos de sus hijos algún día pagarán las consecuencias de su ineptitud para ayudar a corregir la pobre y malsana política de un país que, como la bella durmiente, sigue “hipnotizada” en espera del beso salvador del príncipe azul, que también podría ser rojo, o morado o verde debido al revuelo que han creado con los colores de los partidos los traidores, que como Garzón (camaleón), Uribe (ex liberal), Pastrana (un conservador con tintes de fachista que no sabe si es azul o es de la bandera negra (4)) y otros que pasan de un bando a otro rompiendo o quebrantando la fidelidad, no sólo de las ideas gestadas durante tantos años, sino la estabilidad, la paz, la economía, el progreso y todo lo que se necesita para hacer  de Colombia un país grande, poderoso y desarrollado.

Si usted  es verdaderamente consciente ni el dinero de un tamal, ni el juego de la corrupción lo convencerán.

 

 

____

(1) https://www.las2orillas.co/alvaro-uribe-velez-26-anos-destruyendo-trabajo-decente/

 

(2) http://colombiaconnosotros.blogspot.com/2008/09/reformas-hechas-por-alvaro-uribe.html

 

(3) http://cedetrabajo.org/wp-content/uploads/2012/08/36-14.pdf

(4) http://www.elpais.com.co/politica/andres-pastrana-promovera-coalicion-de-derecha-contra-los-acuerdos-de-paz.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Edgar Uruburu
Comunicador Social-Periodista. Pensador por y para el pueblo. Poeta y Loco por una sociedad con justicia social. Mi pensamiento no refleja el de mi familia ni el de mis empleadores.